SHARE

El receptor puertorriqueño Yadier Molina, jugador clave tanto en la ofensiva como en la defensiva de los Cardenales de San Luis, tuvo que abandonar esta noche el diamante al sufrir un tirón en el oblicuo izquierdo cuando se jugaba el sexto episodio del segundo partido de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

El veterano pelotero dio rodado a segunda y apenas salió de la caja de bateo, pero no pudo iniciar la carrera y la jugada se convirtió en una doble matanza fácil por parte de los Gigantes.

Molina, tras concluir la entrada, abandonó el terreno con la ayuda del manejador de los Cardenales, Mike Matheny, y un integrante del cuerpo médico del equipo.

Como se esperaba Matheny se decidió por el hispano Tony Cruz como el jugador que ocupó el puesto de Molina.

El puertorriqueño terminó el juego bateando de 2-1, con un toque de sacrificio.

Su imparable fue su número 89 como profesional en la competición de la fase final y Serie Mundial, que le permitió establecer una nueva marca de equipo con los Cardenales.

Yadier Molina tuvo que retirarse afectado por un tirón muscular

SHARE