49ers buscan librar esta vez el escollo de la final de conferencia

0
33
Brock Purdy, quarterback de los 49ers de San Francisco, da indicaciones durante el partido de playoffs ante los Packers de Green Bay, el sábado 20 de enero de 2024 (AP Foto/Godofredo A. Vásquez)

(AP) — Lo más complicado de acariciar el Super Bowl para quedarse corto quizás sea la larga trayectoria que debe recorrerse para volver a esa instancia en busca de otra oportunidad.

Hay que seguir ejercitándose en el receso posterior a la campaña. Hay que presentarse en el campamento de prácticas. Luego viene la temporada de 17 partidos y las primeras rondas de los playoffs.

Los 49ers de San Francisco han tenido que hacerlo otra vez en busca de otra oportunidad de conquistar el campeonato de la Conferencia Nacional, tras perder dolorosamente en las dos temporadas anteriores.

“Cuando pierdes el partido por el campeonato de la Nacional, quieres chasquear los dedos para volver ahí. Pero no puedes hacer sólo eso”, refirió Kyle Juszczyk, fullback nombrado All-Pro, tras la victoria del sábado por 24-21 sobre Green Bay.

Ese triunfo permitió que San Francisco volviera a la final de conferencia.

“Hay demasiado que tiene que ocurrir entre aquella derrota y la posibilidad de volver acá. Y lograrlo finalmente tampoco es algo que puedes dar por seguro. Sabes lo duro que es y lo mucho que significa para estos chicos que han pasado por todo eso. Es emotivo pensar eso. Estamos de regreso aquí y es el momento de resolver las cosas”.

Los 49ers (13-5) tendrán esa nueva oportunidad el domingo, cuando reciban a los Lions de Detroit (14-5) en pos de un lugar en el Super Bowl.

San Francisco cayó en esta instancia de los playoffs en las dos campañas anteriores. Dilapidó una ventaja de 10 puntos en el cuarto periodo del encuentro en casa de los Rams de Los Ángeles tras la campaña de 2021 y sucumbió de nuevo un año después en Filadelfia, donde los Niners debieron jugar buena parte del partido sin un quarterback funcional.

El titular Brock Purdy se llevó un duro golpe en la primera serie ofensiva y se rompió un ligamento del codo con el que lanza. El cuarto mariscal de campo Josh Johnson, quien se había unido al equipo en las postrimerías de la campaña, trató de competir en el encuentro.

Pero los Niners se vieron en desventaja por dos touchdowns antes de que Johnson se marchara por una conmoción cerebral al comienzo del tercer cuarto. Purdy debió completar el encuentro pese a que no podía lanzar el balón más allá de unas cuantas yardas.

Ahora, los 49ers están de vuelta con un Purdy saludable y con la confianza de que esta vez será diferente, que no se convertirán en el quinto equipo de la historia en perder una final de conferencia en tres años seguidos.

“Hemos estado pensando en eso. En cierto modo lo llevamos en la mente. El año pasado teníamos un equipo para lograrlo, pero sentimos que no tuvimos una oportunidad real, luego que los quarterbacks nos lastimamos”, comentó Purdy. “Así que pienso que estamos muy emocionados por esto”.