Advertisement

Si en más de alguna ocasión te han aparecido úlceras o lesiones leves como estas, no es para que te alarmes tanto, aquí te explicamos algunas de las razones por las cuales aparecen en tu boca:

Las heridas que suelen salir en nuestra boca, como en el interior de las mejillas, la lengua, el paladar blando o la base de las encías se conocen con el nombre de aftas bucales. Se tratan de unas llagas abiertas con forma ovalada o redonda, de color generalmente blanco con un enrojecimiento alrededor.

Advertisemen

Existen diferentes tipos de llagas, desde las menores hasta lesiones que llegan a convertirse en crónicas o agudas. Las causas de su aparición suelen ser desconocidas, en ocasiones suelen estar asociadas a reacciones inmunológicas frente a las bacterias comunes de la flora bucal. Otra de las causas pudiera ser también una infección de tipo viral.

Por otra parte la estomatitis, el estrés, las carencias nutricionales, los cambios hormonales, alergias e incluso la predisposición genética pueden propiciar la aparición de las llagas.

Así, las llagas en nuestra boca no son lesiones graves, pero sí muy molestas debido a que causan dolor al comer, beber y hasta al momento de hablar. Es fácil detectarlas por su forma y su color, generalmente comienzan con una sensación de ardor u hormigueo, para luego aparecer el bulto rojo y finalmente convertirse en una dolorosa herida abierta dentro de nuestra boca.

Generalmente estas llagas se curan solas; sin embargo, es importante para acelerar su proceso de curación, cuidar el tipo de alimentos que consumimos ya que los cítricos y condimentos suelen agravarlas; aplicar analgésicos o antiinflamatorios tópicos y sobretodo mantener una rigurosa higiene buco dental. Existen una serie de productos que ayudan a combatir las llagas y a prevenir su aparición, como los enjuagues bucales o algunas pomadas de uso oral.