Abogado de campaña de Clinton absuelto de mentirle al FBI

0
49
Michael Sussmann, un abogado de ciberseguridad que representó a la campaña presidencial de Hillary Clinton en el 2016, sale de una corte federal en Washington, el 16 de mayo de 2022. (AP Foto/Manuel Balce Ceneta)

(AP) — Un abogado de la campaña presidencial de Hillary Clinton en 2016 fue absuelto el martes de mentirle al FBI al promover información que buscó arrojar sospechas sobre Donald Trump y Rusia antes de la elección de ese año.

El jurado en la causa de Michael Sussmann deliberó el viernes por la tarde y el martes por la mañana antes de emitir su veredicto.

El caso fue la primera prueba en las cortes para el fiscal especial John Durham desde su nombramiento hace tres años para investigar la conducta del gobierno durante la pesquisa de posibles lazos entre Rusia y la campaña de Trump en 2016. El fallo representa un revés para el trabajo de Durham, especialmente toda vez que los partidarios de Trump buscaban que la investigación expusiera lo que ellos dicen fueron amplias violaciones de conducta por parte de autoridades que investigaban al expresidente.

El juicio se centró en si Sussmann, un abogado de ciberseguridad y exfiscal federal, ocultó al FBI que él estaba representando a la campaña de Clinton cuando presentó datos informáticos que según él mostraban un posible canal secreto de comunicaciones entre Alfa Bank, un banco con sede en Rusia, y Trump Organization, la empresa del exmandatario. El FBI investigó, pero determinó que no hubo contactos sospechosos.

El entonces asesor legal del buró y principal testigo del gobierno, James Baker, declaró que estaba “100% confiado” de que Sussmann le había dicho que él no estaba representando a nadie durante su reunión. Los fiscales dicen que él estaba en realidad actuando a nombre de la campaña de Clinton y de otro representado y que él ocultó eso para hacer su información más creíble y mejorar los chances de que el FBI investigara.

Los abogados de Sussmann niegan que éste haya mentido, diciendo que era imposible saber lo que él le dijo a Baker toda vez de que ellos estaban solos en esa conversación y ninguno de ellos tomó notas.

Argumentaron que, si Sussmann dijo que no actuaba a nombre de la campaña de Clinton, eso era técnicamente correcto, toda vez que él no le pidió al FBI que investigara nada.