Advertisement

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) envió una carta a los médicos estadounidenses de distintas especialidades informándoles de que las personas que se sometieron a operaciones de implantes de pecho corren el riesgo de desarrollar cierto tipo de linfoma .

La FDA señala que hasta septiembre de 2018 tiene constancia de 660 casos de BIA-ALCL, una especie de linfoma no hodgkiniano que puede aparecer en el tejido cicatrizal después de la cirugía plástica. Varios de los informes recibidos se repetían y un análisis detallado mostró que se registraron 457 casos, nueve de los cuales terminaron con la muerte de las pacientes.

Advertisemen

Los primeros síntomas de la dolencia son “hinchazón, bultos o dolor cerca de los implantes”. La FDA afirma que tras detectar estos síntomas, las pacientes suelen solicitar atención médica rutinaria no a sus cirujanos plásticos, sino a otros médicos.

“Queremos garantizar que todo el personal que trata a pacientes con implantes de pecho disponga de información respecto a la identificación, la diagnosis y el tratamiento” del linfoma, se indica en un comunicado. Según detalla AP, esta es la primera vez que el organismo advierte directamente no solo a los cirujanos plásticos, sino también a médicos de otras especialidades.