Algunos alimentos de ingestas diarias como la leche, café, el vino y la cerveza.

En cierto modo todos somos en algún grado intolerantes a los lácteos, aunque no lo manifestemos externamente, y consecuentemente, se ha producido un boom en el mundo de los lácteos que han pasado de las leches entera, semi- o desnatada a un sin fin de posibilidades, como son las enriquecidas con vitaminas a diferentes sucedáneos vegetales como a leche de soja, de avena, de arroz o de almendra. Una de las vertientes de la que más se viene hablando a nivel internacional en los últimos años es de la caseína Beta A2, ya que antiguamente las vacas producían únicamente la proteína A2, sin embargo, las vacas ordinarias contienen A1, A2, B, C y A3, limitando la mayor concentración de la proteína A2 a las razas Guernsey, Jersey y Pardo Suizo (detalles en La Paradoja Vegetal, del DR, Steven R. Gundry).

No obstante, y de acuerdo con Jeanne De Vries, investigadora de la División de la Dieta Humana en la Universidad Wageningen, la leche contiene elementos clave para un cuerpo sano: “Posee mucho calcio, proteínas y vitaminas”. El calcio es el componente esencial de los huesos; las vitaminas B2, B6 y B12 desempeñan un papel esencial en los procesos metabólicos y del crecimiento. Además, J. De Vries comenta que, “sus estudios demuestran conexiones positivas entre la salud, la leche y lácteos en general. Los péptidos bioactivos podrían contribuir a una flora intestinal sana y a una presión arterial baja.”
A tales efectos, los nutricionistas estadounidenses David Mc Carron y Robert Heany calcularon el ahorro que tendría el sistema estadounidense de atención médica con apropiados consumos de lácteos: leches, yogurts, quesos, entre los principales, dado fundamentalmente por los niveles de calcio y el magnesio.

El Departamento de Salud de nuestro estado recomienda de dos tazas a tres vasos de leche por día, para chicos en edad preescolar y adolescentes en edad de desarrollo, y al menos un vaso diario para adultos.
Pero chicos y grandes acostumbran a tomar diariamente café con leche u otros se conforman con solo café, y hasta con cierta adicción de tomar varias tasas al día, y la pregunta es que si será bueno a malo para la salud.

El Doctor Frank Hu, profesor de la Escuela de Medicina de Harvard, científico que lleva más de 20 años estudiando el café, siendo la cabeza del estudio investigativo más completo a tales efectos, iniciado en el año 1976, y cuya muestra ha abarcado más de 4,7 millones de datos, ofreció información verdaderamente relevante para poder llegar a conclusiones fiables sobre que el consumo de cafeína de hasta 5 tazas de café al día facilitan reducir los riesgos desde el melanoma hasta las enfermedades coronarias, esclerosis múltiple, diabetes tipo 2, párkinson, enfermedades del hígado, cáncer de próstata, alzhéimer, y dolores varios. Al respecto, los estudios del Dr. F. Hu y otros escritos sobre el café permiten resumir sus beneficios para la salud, al menos, en las siguientes 10 razones, como sigue:

Fuente de antioxidantes saludables.

Aumento de la memoria a corto plazo.

Protección al corazón contra el daño por la inflamación arterial.

Propiedades anticancerígenas en varios estudios.

Disminución del riesgo de desarrollar demencia.

Reduce el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Protege el hígado.

Ofrece resistencia y fortalece la contracción muscular.
Activa los neurotransmisores que evitan la depresión.

Reduce el riesgo de la gota.

También, el vino y la cerveza son bebidas que se acostumbran consumir diariamente, acompañando las comidas, y en algunos pueblos se consumen más que el agua. Varios estudios científicos consideran que una copa de vino al día puede ayudar a reducir inflamaciones, el riesgo de enfermedades cardiacas, la alta presión arterial y la diabetes, y cuyos beneficios provienen de los polis fenoles, los cuales se encuentran especialmente en el vino tinto. Pero, la cerveza también contiene poli fenoles en concentraciones menores y más parecidas a las del vino blanco. Por lo que, a beneficios para la salud, el vino tinto, aventaja a la cerveza, siendo más saludable en este sentido.

Adquirir el hábito de consumir leche fresca, o en sustitución un café con leche, yogurt, o batidos de proteínas concentradas, como también acompañar las comidas con una copa de vino, ayuda a su cuerpo a funcionar mejor, pero no te da licencia para beber sin parar.

Pueden consultarnos en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, Fl 33405, pero previa cita a través de nuestro teléfono: 561-512-9081 o via info@calvetpersonaltraining.com , incluso viendo nuestra página web: www.calvetpersonaltraining.com

Artículo en idioma inglés, clic siguiente link:

https://bit.ly/2yDE0q9

Similar Articles

Comments

Noticias recientes