Algunos consejos para tonificar mejor el abdomen

0
36

Todos conocemos del sensacionalismo de los medios de difusión masiva, como la televisión, la radio, las redes sociales, etc., que en gran medida hacen que la publicidad sea engañosa, y de la que no escapa todo tipo de propaganda dirigida a mejorar la figura y el porte y aspecto.

De hecho, se anuncian todo tipo de aparatos reductores de abdomen, inyecciones, cremas y productos milagrosos en donde se insinúa que utilizando estos métodos se logrará tener un vientre plano y definido sin esfuerzo y de forma rápida.

Pero no es cierto por varias razones, entre ellas, las dos principales son mala alimentación y sedentarismo, puesto que el abdomen es una de las primeras zonas en las que se acumula considerablemente la grasa.

El primer paso es tener claro que no se puede eliminar la grasa localizada en el abdomen rápida y de forma significativa a menos que se corra el riesgo de una cirugía.

Obesidad abdominales

Cabe destacar que algunas personas prefieren definir los músculos abdominales, sin embargo, la mayoría opta simplemente por un abdomen sin grasa acumulada y marcado de forma simple.

Sin desanimar a nadie, solo hay que concienciar que no existen milagros resultantes de aplicar un golpecito con una varita mágica, sino por el contrario, para tonificar mejor el abdomen hay que tomárselo muy en serio, sin llegar a la obsesión, dedicar tiempo a ejercicios localizados con perseverancia.

Pero lo cierto es que tener un vientre plano no es relativamente sencillo, y cualquier persona con esfuerzo, dedicación y perseverancia puede lograrlo.

Para conseguir un abdomen plano y marcado se deben considerar varios factores, ante todo el genético, ya que para algunas personas con sólo alcanzar un peso corporal apropiado para su estatura ya logra un abdomen definido, pero hay otras que para conseguirlo deberán dedicar mayor esfuerzo y tiempo.

Uno de los grupos musculares que comúnmente coinciden en la necesidad de hacer trabajo localizado son los abdominales.

Sin embargo, se puede trabajar todo el tiempo contrayendo el abdomen desde la posición de sentado de pie, caminando, montando la bicicleta, manejando la motocicleta o el carro.

En resumen, la contracción del abdomen como la de cualquier músculo es la vía apropiada para su desarrollo, solo que la zona abdominal se facilita.

No obstante, el ejercicio más generalizado es en la posición de acostado en el suelo, o sobre una tabla inclinada, o sentado en una pelota inflada, o en una silla con las rodillas flexionadas, las manos en la cabeza, entonces se contrae el abdomen fuertemente moviendo hacia arriba el pecho, levantando los omóplatos del piso o del respaldo.

También se puede alternar los movimientos al girar el torso hacia la derecha, a la izquierda, y combinando con el movimiento de los codos hacia la rodilla contraria y viceversa.

Muchos profesionales recomiendan el uso de la silla romana, ese equipo en el cual se apoya el peso del cuerpo sobre los antebrazos mientras las piernas cuelgan libremente, procediendo a moverlas hacia arriba y a ambos lados.

Entre los 13 ejercicios de abdominales definido por el Consejo de Ejercicios de los Estados Unidos, la silla romana estuvo entre los dos primeros, tanto en el trabajo con el rectus abdominus, músculos que se extiende arriba y abajo al frente del abdomen, y los oblicuos, músculos que se entrecruzan a lo largo de las paredes laterales de la sección intermedia del cuerpo, desde el frente de esta hasta los lados de la parte inferior de la espalda.

Es muy importante incluir en el programa para tonificar el abdomen ejercicios físicos cardiovasculares.

Existen varios instrumentos y métodos para calcular el porcentaje de grasa corporal, siendo el plicómetro uno de los más usados, a menos que se tenga mucho sobrepeso, ya que no tiene capacidad para medir un pliegue cutáneo tan grueso.

Pero, conocer el porcentaje de grasa corporal constatado puede servir a modo de orientación.

En otras palabras, saber los kilos de grasa que se tienen en exceso, solo será para poner “manos a la obra” en la ejecución de un buen programa de ejercicios, orientado, adecuado, controlado, supervisado y ajustado periódicamente por un profesional en esta materia, llámese instructor o entrenador personal.

Consolidar un programa de ejercicios para tonificar el abdomen, orientado y supervisado por un entrenador personal, así como otras recomendaciones para mejorar la calidad de vida visite, Calvet Personal Training LLC tiene la guía que necesitas en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, Fl 33405.

También puede hacer una cita llamando al 561-512-9081, o vía info@calvetpersonaltraining.com o a través de www.calvetpersonaltraining.com

Para leer el artículo en inglés haga clic siguiente link:

https://bit.ly/4el9lg6