Advertisement

(AP) — Los votantes de Iowa colocaron un número récord de mujeres en la Legislatura en las elecciones intermedias del año pasado. Ellas ganaron dos de las contiendas más competidas del estado en la Cámara de Representantes federal y una más fue elegida gobernadora por primera vez.

Sin embargo, por todo Iowa, hay una ansiedad palpable entre algunas mujeres demócratas acerca de nominar a una candidata para enfrentar al presidente Donald Trump el próximo año.

Advertisemen

“Quiero que sea para una mujer, pero es difícil cuando ves a muchas otras personas que todavía no apoyan a las mujeres. Siento que Estados Unidos simplemente no está allí todavía”, dijo Wendy McVey, una estudiante de 20 años de la Universidad Estatal de Iowa que está más interesada en Beto O’Rourke, un ex congresista de Texas.

Y no es sólo Iowa.

En Iowa, Nueva Hampshire y Carolina del Sur, tres de los primeros estados en realizar contiendas de nominación para las votaciones de 2020, docenas de mujeres dijeron a The Associated Press que les preocupa que el país no esté listo para elegir a una presidenta. Sus preocupaciones son políticas y personales, arraigadas tanto por temor a repetir la derrota de Hillary Clinton ante Trump como en sus propias experiencias con el sexismo y la discriminación de género.

Estas preocupaciones han creado una paradoja para los demócratas.

Las mujeres se encuentran entre los votantes más dinámicos y comprometidos con el partido, y representaron más de la mitad del electorado en las elecciones legislativas de 2018. Los demócratas enviaron un número histórico de mujeres al Congreso el año pasado y tienen un número récord de candidaturas presidenciales, entre ellas las senadoras Kamala Harris de California, Elizabeth Warren de Massachusetts, Amy Klobuchar de Minnesota y Kirsten Gillibrand de Nueva York.

Pero la Oficina Oval ha sido esquiva, y dado el profundo deseo de los demócratas de expulsar al presidente Trump, algunos no quieren arriesgarse.

“Creo que mucha gente votó por él porque no querían votar por ella”, dijo Katrina Riley, de 69 años y originaria de Carolina del Sur, sobre la contienda de 2016 entre Trump y Clinton. “Y no quiero que eso vuelva a suceder”.

Según un sondeo del Pew Research Center de julio de 2018, el 76% de las mujeres opina que una de las razones principales por las que hay menos mujeres en el cargo es que estas tienen que hacer más para demostrar su valía. Un 60% cree que la discriminación de género es un obstáculo y 57% no cree que los estadounidenses estén listos para elegir a una mujer para un cargo más alto.

___

Pace reportó desde Summerville, Carolina del Sur, y Woodall desde Portsmouth, Nueva Hampshire.

___

La periodista de The Associated Press Hannah Fingerhut colaboró desde Washington.