Apertura de fronteras UE dejaría fuera a los estadounidenses

(AP) — Es improbable que los estadounidenses puedan entrar en Europa cuando el continente reabra sus fronteras la semana que viene, debido a la expansión de la pandemia de coronavirus en Estados Unidos y a la prohibición impuesta por el presidente, Donald Trump, a la entrada de europeos en Estados Unidos.

Las naciones europeas parecían camino de reabrir sus fronteras internas para el 1 de julio, y sus representantes en Bruselas debatían ahora qué criterio de medición del virus deberían aplicar para levantar al mundo exterior las restricciones impuestas en marzo.

En recomendaciones a los estados de la UE, la Comisión Europea dijo el 11 de junio que “no deben levantarse las restricciones de viajes en relación a países donde la situación sea peor” que en la media de los 27 estados miembros además de Islandia, Liechenstein, Noruega y Suiza.

Es probable que eso descarte a Estados Unidos, donde los nuevos casos de coronavirus han alcanzado su nivel más alto en dos meses, según cifras reunidas por la Universidad Johns Hopkins. Tras una tendencia a la baja durante más de un mes, los casos nuevos en Estados Unidos llevan más de una semana en alza.

Estados Unidos reportó el martes 34.700 contagios nuevos, elevando el total a más de 2,3 millones y más de 121.000 muertos, la cifra más alta del mundo. Los brotes en Brasil, India y Rusia también son especialmente graves, y también es improbable que la UE permita la entrada a sus ciudadanos.

En cambio, salvo por un llamativo nuevo brote asociado a un matadero en Alemania, la expansión del virus se ha reducido de forma notable en toda la UE, y especialmente en los 26 países que forman la zona de libre circulación conocida como zona Schengen, que visitan cada año más de 15 millones de estadounidenses.

Para la rama ejecutiva de la UE, el criterio clave para abrirse al mundo exterior debe ser el número de nuevos contagios por cada 100.000 habitantes, aunque el límite exacto está por definir, y la respuesta general del país a la pandemia en cuanto a pruebas diagnósticas, monitoreo, tratamiento, rastreo de contactos y reporte de casos.

Pero más allá de eso, el país debe levantar sus propias restricciones a los europeos de toda la UE y los miembros de Schengen, dijo la comisión, añadiendo que “no puede aplicarse de forma selectiva”.

Bruselas teme que abrir a países externos con condiciones a medida pueda suponer la reintroducción de controles fronterizos dentro de la zona Schengen, amenazando de nuevo el atesorado principio europeo de libre circulación, que permite a personas y mercancías cruzar fronteras sin pasar controles.

Similar Articles

Comments

Noticias recientes