Argentina: Milei está en una carrera contra el tiempo para reconfigurar el gobierno

0
59

(AP) — El presidente electo Javier Milei ha prometido reinventar el gobierno de Argentina, pero cuenta con muy poco tiempo para preparar la transición.

Cuando faltan menos de tres semanas para su investidura el 10 de diciembre, Milei no tiene experiencia ejecutiva y cuenta con pocos aliados en su bando.

El tiempo comenzó a correr desde el momento en que el político inexperto de cabello rebelde concretó su victoria el domingo por la noche. El periodo de transición presidencial en Argentina es uno de los más cortos de Latinoamérica. En Colombia dura al menos seis semanas y en Brasil dos meses. A las elecciones del próximo año en México les seguirá un periodo de transición de un semestre.

Milei “es nuevo en la política, encabeza un partido político chico y no ha conformado un equipo experimentado. Le vendría bien más tiempo para preparar su agenda, reclutar a asesores y a altos funcionarios, y crear coaliciones en el nuevo Congreso”, dijo a The Associated Press Benjamin Gedan, director del programa para Latinoamérica en el Wilson Center, un instituto de investigación con sede en Washington. “Esto es particularmente importante porque Argentina está al borde del colapso, así que no tendrá tiempo para aprender sobre el cargo”.

El puesto clave que debe asignar es el del ministro de Economía, tomando en cuenta el enorme déficit presupuestario, las mermadas reservas de dólares y un programa de créditos de 44.000 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional que debe seguir pagando. Cuatro de cada 10 argentinos viven en la pobreza, la inflación anual se encuentra en una tasa del 143% y es probable que continúe acelerándose, a menos a corto plazo.

La Casa Blanca informó que el presidente Joe Biden sostuvo una conversación telefónica con Milei el miércoles sobre “la sólida relación entre Estados Unidos y Argentina en cuestiones económicas, en cooperación regional y multilateral, y en prioridades compartidas, incluida la protección de los derechos humanos, abordar la inseguridad alimentaria e inversión en energías limpias”.

Durante su discurso triunfal del domingo por la noche, Milei dijo que “la situación de Argentina es crítica. Los cambios que nuestro país necesita son drásticos, no hay lugar para el gradualismo, no hay lugar para la tibieza”.

Milei saltó a la fama como analista televisivo que calificaba a la élite política de corrupta e interesada. Hace dos años tradujo esa notoriedad en un escaño en el Congreso con su partido político de reciente fundación. Su triunfo electoral hizo añicos casi todos los pronósticos de los expertos políticos.