Advertisement

La victoria por 2 a 0 de la selección argentina ante Italia había dejado a todos contentos, a pesar de que el rival ni siquiera va al Mundial. Pero las bromas y las sonrisas se terminaron ayer cuando el equipo de Sampaoli fue goleado por la selección española.

Despues de la derrota por 6 a 1, se pudo ver en el hotel donde concentraba Argentina, caras de bronca y tristeza. Messi fue uno de los primeros en viajar en un vuelo charter a Barcelona junto a Piqué, Jordi Alba e Iniesta.

Advertisemen

Los futbolistas locales también emprendieron el regreso junto a Sampaoli. El DT de la selección argentina hablo en conferencia de prensa en donde resaltó las virtudes de España, pero tuvo muy poca autocrítica. Hasta se animó de hablar de un primer tiempo “muy bueno”.