Advertisement

Una mujer fue arrestada en conexión con el brutal asalto que sufrió el 4 de julio Rodolfo Rodríguez, un anciano de 91 años que fue golpeado en su rostro con un ladrillo y además tuvo que soportar que le gritaran que regresara a su país.

Laquisha Jones, de 30 años, fue detenida sin incidentes el martes en la noche en el área de Willowbrook, en Los Ángeles, y enfrenta cargos por agresión con un arma mortal y una fianza de 200 mil dólares, de acuerdo a un comunicado del Departamento del Sheriff del condado citado por NBC 4.

Advertisemen

“Yo pasé por al lado de la mujer y una niña, pero no las toqué. Entonces ella me empujó y golpeó”, aseguró el anciano a CNN.

Rodríguez caminaba por su vecindario cuando se topó con la agresora, quien lo empujó tumbándolo al suelo, en donde un grupo de hombres comenzó a golpearlo, de acuerdo a varios testigos que grabaron el incidente y llamaron al 911.

¿Quién le haría esto a alguien? Él no le iba a hacer daño a nadie, dijo Erik Mendoza, nieto de Rodríguez, quien se encuentra en la casa de la familia mientras se recupera.

“No podré caminar nunca más. Tengo mucho dolor”, dijo el anciano que cumplirá 92 años en septiembre a CNN.

Rodríguez, quien había viajado desde Michoacán, en México, para visitar a su familia aseguró que nunca antes había sido herido de esa manera y que no comprendía qué había sucedido.

“Todos en el vecindario lo conocen”, agregó el nieto, quien además dijo que su abuelo viajaba dos veces al año a Estados Unidos y que cada día, después del almuerzo, caminaba por el barrio.

Misbel Borjas, uno de los testigos, manejaba por la zona cuando vio a la mujer golpeando al anciano repetidamente en la cabeza. Cuando comenzó a grabar el incidente, la agresora intentó golpear su carro con el mismo ladrillo. “La escuché diciéndole que regresara a su país, que regresara a México”, dijo a CNN.

Mendoza dijo que su abuelo sufrió fractura de mandíbula, tiene los pómulos y dos costillas rotas y hematomas en la cara, espalda y el abdomen. Rodríguez pasó cinco horas en el hospital y ha perdido la visión en su ojo derecho.