BID: caen exportaciones de Latinoamérica por clima, menos demanda y baja de precios

0
37
ARCHIVO - Una mujer selecciona productos desechados por los vendedores en un mercado en las afueras de Buenos Aires, Argentina, el 10 de enero de 2024. El valor de las exportaciones de bienes de América Latina y el Caribe se contrajo 2,2% en 2023 después de recuperarse 17% el año anterior, dijo el Banco Interamericano de Desarrollo el martes 30 de enero de 2024. (AP Foto/Natacha Pisarenko, Archivo)

(AP) — El valor de las exportaciones de bienes de América Latina y el Caribe se contrajo un 2,2% en 2023, después del repunte de 17% el año anterior, dijo el martes el Banco Interamericano de Desarrollo.

La caída se debió principalmente a la disminución de los precios de exportación y de la demanda externa, de acuerdo con la última edición del reporte “Estimaciones de las tendencias comerciales de América Latina y el Caribe” que publica el organismo con sede en Washington. El cambio climático tuvo un fuerte impacto también con las sequías, sobre todo en Sudamérica.

La retracción tiene lugar en momentos que la región atraviesa una desaceleración económica. El martes, el Fondo Monetario Internacional dijo que se espera un magro crecimiento de 1,9% en 2024, sobre todo a raíz de las dificultades que enfrenta la economía argentina cuyo presidente ultraderechista Javier Milei puso en marcha un plan de ajuste con la meta de ordenar la situación macroeconómica de la nación sudamericana.

En momentos de dificultades económicas las exportaciones son fundamentales porque permiten obtener ingresos desde el exterior que de otra manera no pueden generarse en los países.

“Se apagó uno de los motores del crecimiento”, expresó Paolo Giordano, economista del sector de integración y comercio del BID, en entrevista telefónica con The Associated Press. “No es buena noticia”.

Las tendencias de la región indican que las exportaciones no se recuperarían rápidamente y que la contracción seguirá por lo menos durante el primer semestre de 2024. Sin embargo, es alentador que las perspectivas económicas globales estén mejorando ya que eso podría indicar una mayor demanda de los productos que los países latinoamericanos venden al exterior.

“Nosotros somos relativamente optimistas de que se empieza a mirar la luz al final del túnel”, dijo Giordano.

Argentina vio los efectos del cambio climático en su agricultura en 2023, con una severa sequía que provocó una caída de sus exportaciones de 25,3%. Lo mismo le sucedió a Uruguay, cuyas ventas al exterior disminuyeron un 19,2%. En Bolivia, que además de productos agrícolas exporta gas y metales, la baja fue de 21,6%, y en Venezuela, afectada por la retracción de los precios del petróleo, del 11,1%.

En México, en cambio, cuya economía está muy vinculada a la estadounidense, el valor de las exportaciones ascendió un 2,9%, tras un repunte del 16,7% en 2022.

Los precios de los principales productos básicos que exporta Latinoamérica cayeron en 2023: el petróleo, un 16,7%, la soja 8,6%, el cobre 3,6% y el hierro 0,9%. El azúcar, en cambio, tuvo un incremento de 27,7%.

Para mitigar el impacto de la caída de los precios, la demanda y el cambio climático, es importante que los países implementen políticas que permitan diversificar sus exportaciones y que también actualicen estándares de control de calidad, sellos de certificación medioambiental y alienten cultivos resistentes a los cambios y sistemas de riego innovadores, entre otras cosas, dijo Giordano. Para ello es necesaria una visión a largo plazo que permita vigorizar al secotr externo, dándole incentivos al sector privado para que venda más a otros países.

Lo que se necesita es que “ese motor adicional de la economía sea el más atractivo posible”, indicó.