Biden en la Casa Blanca: Crisis de fe en el movimiento QAnon

0
155
Biden en la Casa Blanca: Crisis de fe en el movimiento QAnon

(AP) — Por años, los adherentes a la teoría conspirativa de QAnon esperaron el día en que Donald Trump haría arrestos masivos, tribunales militares y ejecuciones de sus enemigos adoradores de Satán, que sacrificaban niños.

Mantener la fe no está resultando fácil ahora que Joe Biden asumió la presidencia y no se produjo el apocalíptico ajuste de cuentas con prominentes demócratas y con los enemigos de Trump del “deep state”, el estado dentro del estado, que tanto esperaban.

Algunos partidarios de QAnon estaban convencidos de que la victoria de Biden era una ilusión y de que Trump continuaría en la presidencia con un segundo mandato. Otros se consuelan pensando que Trump será el que maneja los hilos durante la gestión de Biden. Los hay también quienes creen que la investidura de Biden fue un espectáculo generado por computadoras o que el propio Biden es el misterioso “Q”, supuestamente alguien del gobierno que tira pistas enigmáticas sobre la conspiración.

En muchos, la partida de Trump sembró todo tipo de dudas, confusión, desencanto y malestar.

“Tengo mucho miedo ahora. Siento que no va a pasar nada”, escribió alguien en el servicio Telegram popular entre los adherentes a QAnon. “Estoy destrozado”.

Mike Rothschild, autor de un libro de próxima publicación sobre QAnon llamado “The Storm is Upon Us” (La tormenta que se nos viene encima), dijo que no está claro si este malestar es un punto de inflexión o un revés pasajero para el movimiento.

“Creo que esta gente sacrificó mucho, con su familia y su vida personal”, opinó. “Creían firmemente en esto y la mayoría de esta gente no concibe la idea de renunciar a todo”.

Al resultar evidente que la investidura se llevaría a cabo sin tropiezos, muchos foros usados por QAnon fueron bombardeados con mensajes de gente que se burlaba de la conspiración.

“Trump dijo que ‘LO MEJOR ESTÁ POR LLEGAR’. No me rindo”, expresó un usuario de Qtah al anunciar a sus 30.000 suscriptores que su portal dejaría de funcionar por un tiempo.

Algunos grupos supremacistas blancos o de extrema derecha aprovecharon la oportunidad para tratar de reclutar a partidarios desencantados de QAnon para grupos como Proud Boys. Un post anónimo en 4chan, por ejemplo, dijo que “este es el momento perfecto para empezar a difundir propaganda del Nat Soc entre los grupos de QAnon. Claramente este es un momento muy malo para los creyentes en Q y cuando estén quebrados, buscarán espacios que les renueven la esperanza”. Nat Soc alude al socialismo nacional, la ideología nazi.

QAnon surgió en el 2017 entre foros digitales anónimos para luego migrar a Twitter, Facebook y otras plataformas masivas, que tardaron en responder a sus teorías conspirativas.

Si bien Facebook y Twitter dijeron el año pasado que vetarían a QAnon, las cuentas de miles de sus adherentes siguieron abiertas hasta el mes pasado, en que las empresas finalmente inhabilitaron a miles de usuarios que empleaban una retórica violenta para tratar de impedir la confirmación de los resultados de las elecciones en el Congreso el 6 de enero.

Twitter dijo que había suspendido más de 70.000 cuentas de QAnon después de la toma del Congreso. Facebook, por su parte, inhabilitó más de 57.000 páginas, grupos, perfiles y cuentas de Instagram. Trump también fue vetado por Facebook, Twitter y YouTube.

Algunos de los creyentes en QAnon emigraron a plataformas más pequeñas como MeWe y Telegram, donde prontamente reclutaron miles de seguidores.

Pero las medidas tomadas por las grandes empresas silenciaron casi a QAnon. La mención de los hashtags más populares de QAnon, como #FightforTrump y #HoldTheLine, mermó un 90% aproximadamente, según la firma analítica de las redes sociales Zignal Labs.

Algunos partidarios de QAnon encontraron la forma de dar a conocer sus mensajes en Facebook y Twitter, alentando a sus seguidores a no perder la esperanza de que Trump encontraría la forma de seguir en la presidencia o para denunciar la red del “deep state” en el gobierno, que según ellos opera una banda de traficantes que abusan sexualmente de niños.

Videos y posts en Facebook, Telegram y YouTube pronosticaron que Trump declararía la ley marcial y arrestaría a prominentes demócratas.

“La investidura presidencial que se viene… créanme, va a ser lo más grande jamás visto en la historia de Estados Unidos”, expresó un cantante pro-Trump que promueve las teorías conspirativas de QAnon, en un video que fue visto más de 350.000 veces tras su difusión el lunes.

El miércoles, sin embargo, Biden asumió sin el menor incidente.

Uno de los desencantados más prominentes es Ron Watkins, que propagó teorías conspirativas en las redes sociales.

“Hicimos lo que pudimos”, escribió Watkins en Telegram minutos después de que Biden asumió. “Ahora tenemos que mantener la frente alta y seguir con nuestras vidas como podamos”.

__

Seitz informó desde Chicago y Klepper lo hizo desde Providence, Rhode Island. La reportera de la Associated Press Garance Burke (San Francisco) e investigadores de la Universidad de California, el Human Rights Center Investigations Lab de Berkeley y el Programa de Periodismo de Investigación colaboraron en este despacho.