Brasil da a conocer plan de vacunación contra el COVID-19

0
75
Personal médico con uniforme especial de protección atiende un paciente con COVID-19 en una unidad de cuidados intensivos en el hospital pública Oceanico, en Niteroi, Brasil, el viernes 11 de diciembre de 2020. (AP Foto/Lucas Dumphreys)

(AP) — El gobierno de Brasil entregó a un ministro del Supremo Tribunal Federal un plan de inmunización contra el coronavirus que prevé inicialmente vacunas sólo para una cuarta parte de la población y no precisa fecha de inicio.

El documento, dado a conocer el sábado, fue entregado por el gobierno del presidente Jair Bolsonaro la noche anterior al ministro Ricardo Lewandoswki, quien ordenó el informe después que un partido político opositor presentara una demanda legal para solicitar información sobre el plan de inmunización del gobierno contra la pandemia.

El plan prevé que el gobierno suministre las vacunas para los grupos prioritarios, que suman unas 51 millones de personas, poco menos del 25% de los 212 millones de habitantes de Brasil. La primera de las cuatro fases de vacunación de estos grupos abarca a trabajadores del sector salud, personas mayores a los 80 años e indígenas.

Sin embargo, en el documento firmado por el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, se afirma que “interrumpir la circulación del COVID-19 en territorio nacional depende de una vacuna altamente efectiva” aplicada a más de 70% de la población.

No hay fecha indicada para el inicio de la vacunación. La autoridad sanitaria de Brasil, Anvisa, no ha aprobado aún el uso de alguna vacuna contra el coronavirus en el país.

Además, el plan establece que para evitar el colapso de los servicios de salud en Brasil podría ser necesario “mantener las medidas de distanciamiento social entre 1 y 2 años”, el tipo de medida contra la pandemia a menudo criticada por Bolsonaro, que arguye que los perjuicios económicos derivados de los confinamientos y otras restricciones causarán más perjuicios al país que la enfermedad y las muertes por el virus.

Bolsonaro, que se recuperó de COVID-19 este año y ha dicho que no hará obligatoria la vacuna, ha sido blanco de críticas de diversos gobernadores y expertos en salud de Brasil ante lo que consideran una tardanza del gobierno federal para organizar un plan de inmunización.

Brasil acumula más de 180.000 muertes por COVID-19, la segunda cifra más alta en el mundo. En las últimas semanas, el país registra una aceleración en la tasa de contagios y diversos estados informan que la ocupación de las unidades de cuidados intensivos en los hospitales rebasa el 80%.

Por su parte, Bolsonaro dijo el jueves durante una ceremonia oficial que Brasil ya experimenta “el fin de la pandemia”.

El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, que acusó al gobierno de reticencia, ya presentó su propio plan de inmunización para su estado que tiene como objetivo iniciar la vacunación el 25 de enero.