Advertisement

(AP) — Brasil es anfitriona de una gran cita del fútbol por segunda vez en cinco años, y Neymar genera demasiado drama. Incluso al perderse la cita.

Rumbo a la Copa Mundial de 2014, Neymar era señalado como uno de los mejores futbolistas del mundo, el que iba borrar los fatídicos recuerdos del Mundial de 1950, cuando el local Brasil perdió ante Uruguay en el icónico estadio Maracaná en la final — el Maracanazo.

Advertisemen

Neymar, sin embargo, se lesionó en los cuartos de final por un rodillazo en la espalda del colombiano Camilo Zúñiga en 2014, cuando Brasil sufrió una devastadora derrota 7-1 ante el eventual campeón en el estadio Mineirao de Belo Horizonte.

La Copa América que arranca el 14 de junio en Sao Paulo se prestaba para la redención del delantero con su selección. Pero Neymar será el gran ausente: quedó fuera del torneo tras sufrir un grave esguince en el tobillo derecho en un partido de preparación, todo en medio de una investigación de la policía por una denuncia de violación.

El caso Neymar sacudió a una selección que afronta el torneo con la exigencia de poner fin a una sequía de grandes títulos que se remonta a la Copa América de 2007.

Las comparecencias ante la prensa de su técnico Tite han tenido a Neymar como tema principal. En una, por ejemplo, 18 de los 25 preguntas al entrenador fueron sobre el astro del Paris Saint-Germain.

Tite ha esquivado hablar sobre el caso de violación, pero elogió a Neymar como individuo.

“Mi sentimiento de preocupación es por su lado humano, que él esté bien de salud”, dijo Tite. Lo segundo, es mi preocupación y la pena de no contar con un jugador de su calidad. Está entre los tres mejores jugadores del mundo”.

A fines del mes pasado, una mujer denunció ante la policía de Sao Paulo que Neymar la violó el 15 de mayó en un hotel de París. Neymar respondió publicando un video de siete minutos en Instagram en el que negó haber cometido algún delito.

Aparte de Neymar y todo el revuelo que le rodea, la selección lidia con la presión por ser la anfitriona. El “scratch” ha sufrido muchos duros golpes en sus últimas participaciones. A la humillación de su Mundial, Brasil naufragó en la fase de grupos de la última Copa América y cayó ante Bélgica en cuartos de final del Mundial de 2018.

“Este es un torneo en el que la expectativa no es jugar bien, este es un torneo que tenemos que ganarlos”, señaló el entrenador de porteros Claudio Taffarel, titular del arco cuando Brasil ganó el Mundial de 1994.

Tite, cuyo crédito con la afición se ha ido deteriorando rápidamente, fue criticado por prescindir del delantero Lucas Moura y el volante de marca Fabinho de la convocatoria para la Copa América. Ambos actuaron en la última final de la Liga de Campeones, Fabinho con Liverpool y Moura con Tottenham.

Otros que fueron citados vienen de flojas temporadas.

El volante Philippe Coutinho desafinó con el Barcelona, mientras que el delantero Gabriel Jesús fue relegado al banquillo del Manchester City durante casi todo el curso.

Las prestaciones de Marcelo, el lateral zurdo que fue titular en el Mundial del año pasado, mermaron tanto con la selección y su club Real Madrid, quedando fuera del plante. Será reemplazado ya sea por Filipe Luis, de 33 años, o Alex Sandro. A sus 36 años, Dani Alves sigue vigente en el lateral derecho y releva a Neymar como capitán.

Se aguardan más cambios en el mediocampo, donde Casemiro tendrá a Arthur de socio en la medular en vez de Fernandinho. Arriba, Gabriel Jesús perdería su puesto ante Roberto Firmino o Richarlison.

La última vez que Brasil fue local en una Copa América en la edición de 1989, con Romario y Bebeto como las bazas. La “Verdeamarela” doblegó 1-0 a Uruguay en la final jugada en el Maracaná, con Romario anotando el gol. Un año después, la misma base de jugadores perdió ante la Argentina de Diego Maradona en los octavos de final del Mundial de Italia 1990.

Un antecedente promisorio para los brasileños es que salió campeón cada vez que fue anfitrión — en 1919, 1922, 1949 y 1989.

Brasil, que intentará conquistar su noveno título de la Copa América, debutará el 14 de junio ante Bolivia en el duelo inaugural del torneo en Sao Paulo. También enfrentarán a Venezuela, el 18 de junio en Salvador, y Perú, el 22 en Sao Paulo, por el Grupo A.