Bucs y Rams se juegan el invicto en la casa del Super Bowl

0
51
Tom Brady (12), quarterback de Tampa Bay, celebra con Mike Evans (13) después de un pase de anotación de 3 yardas en la primera mitad del juego de la NFL contra los Falcons de Atlanta, el domingo 19 de septiembre de 2021, en Tampa, Florida. (AP Foto/Mark LoMoglio)

Luego de dos semanas de la incipiente temporada, nadie ha anotado más puntos que los Buccaneers o ha lanzado más pases de touchdown que Tom Brady. Nadie, por lo mismo, se atreve a descartar a un quarterback de 44 años o a unos campeones defensores del Super Bowl que parecen estar en una misión.

Pero tampoco nadie ha mostrado hasta el momento las credenciales que presumen los Rams en su intento por propinarle el primer raspón a la corona de los Bucs.

El SoFi Stadium, sede del próximo Super Bowl, albergará el domingo el duelo entre dos de los siete equipos que conservan su marca perfecta en la actual campaña. Tom Brady contra Aaron Donald, el ataque más explosivo de la NFL contra una de las defensivas de elite de la liga. Dos de las mentes ofensivas más brillantes: Sean McVay y Bruce Arians cara a cara.

El equipo visitante ha ganado cada uno de los últimos tres enfrentamientos de la serie, incluyendo el duelo de la semana 11 de la campaña anterior, cuando los Rams fueron a Tampa Bay y salieron con una victoria 27-24 gracias a una intercepción de Jordan Fuller a un pase de Brady, lo cual sentenció el duelo cuando restaban 1:57 minutos.

Ahora, Brady tiene la oportunidad de vengar la afrenta y, de paso y fiel a su costumbre, reescribir la historia.

En lo que será la primera visita a Los Ángeles para disputar un compromiso de campaña regular en su legendaria carrera, Brady verá acción en su 37ma ciudad y en su 44to estadio distintos, ambos récords de la NFL.

El legado es importante para Brady, pero los triunfos lo son más. Y Tampa Bay tiene nueve victorias consecutivas, incluyendo playoffs, en las que ha anotado al menos 30 puntos. Mantener la racha es una misión particularmente complicada ante unos Rams que no aceptan más de 30 unidades en campaña regular desde la semana 3 de 2020.

Los Rams, sin embargo, tienen la manera de responder, no solo con una defensiva que llega al encuentro entre las mejores de la NFL contra el pase, sino con un ataque encabezado por su nuevo quarterback Matthew Stafford, quien busca su cuarto encuentro consecutivo con al menos dos pases de touchdown y 100 puntos de rating.

Lo que se presume como un encuentro entre una ofensiva implacable y una defensiva impenetrable podría resultar un duelo aéreo gracias a la presencia del tight end Rob Gronkowski (Tampa Bay), quien encabeza la liga en recepciones de touchdown con cuatro. Los Rams tienen en sus filas al wideout Cooper Kupp, quien es líder de la NFL con 16 recepciones y tercero con 271 yardas.