Advertisement

(AP) — El gobernador de California promulgó el martes una ley que requiere que los candidatos presidenciales divulguen sus declaraciones de impuestos como condición para aparecer en la papeleta de las elecciones primarias del estado, una acción claramente dirigida al presidente Donald Trump.

Es muy probable que la nueva ley promulgada por el gobernador Gavin Newsom sea impugnada en los tribunales, pero incluso si resiste, Trump podría eludir los requerimientos si decide no competir en las primarias de California. Sin un adversario creíble del Partido Republicano a estas alturas, es probable que el mandatario ni siquiera necesite delegados de California para ganar la nominación republicana.

Advertisemen

“Como una de las economías más grandes del mundo y hogar de uno de cada nueve estadounidenses que pueden votar, California tiene una responsabilidad especial para solicitar esta información a los candidatos presidenciales o que buscan alguna gubernatura”, dijo Newsom en su mensaje de veto a la Legislatura estatal.

“Estos son tiempos extraordinarios y los estados tienen un deber moral y legal de hacer todo lo que esté en sus manos para garantizar que los líderes que buscan los puestos más altos cumplan con estándares mínimos y restauren la confianza de la ciudadanía”, agregó.

Nueva York aprobó una iniciativa de ley por la que da a las comisiones del Congreso estatal acceso a las declaraciones de impuestos de Trump, pero las labores para obtener esas declaraciones han fracasado en otros estados. El primer intento de California tampoco tuvo éxito en 2017, cuando el entonces gobernador Jerry Brown vetó la ley, alegando dudas sobre su constitucionalidad y hacia donde conduciría después.

“Hoy solicitamos declaraciones de impuestos, pero ¿qué pasaría después?”, escribió. ”¿Cinco años de registros de salud? ¿Un acta de nacimiento certificada? ¿Libretas de calificaciones escolares? ¿Y todos estos requerimientos variarán dependiendo del partido político que esté en el poder?”, afirmó.

Aunque la ley está dirigida hacia Trump, se aplicaría a todos los contendientes a la presidencia y candidatos a gobernador.

Los principales contendientes del Partido Demócrata para las elecciones de 2020 ya entregaron sus declaraciones fiscales de casi una década. Trump se ha negado divulgar las suyas. Las declaraciones de impuestos muestran los ingresos, donaciones a organizaciones caritativas y acuerdos de negocios, todo lo cual _alegan los legisladores demócratas estatales_ tienen derecho a saber los votantes.

Los candidatos deberán entregar sus declaraciones de impuestos de los últimos cinco años al secretario de gobierno de California por lo menos 98 días antes de las primarias. Luego serán publicadas en internet para que los votantes las vean, con cierta información personal que aparecerá tachada.