Colapsa mina de sal de gigante petroquímico en noreste de Brasil

0
62
Una vista del hundimiento en el vecindario Mutange de Maceió, en el estado de Alagoas, Brasil, el domingo 10 de diciembre de 2023. (AP Foto/Itawi Albuquerque)

(AP) — Una mina perteneciente al gigante petroquímico brasileño Braskem se colapsó el domingo en la ciudad costera nororiental de Maceió, informaron las autoridades de defensa civil de la ciudad.

El vídeo distribuido por las autoridades muestra un repentino y turbio burbujeo del agua en la laguna de Mundau en el barrio de Mutange de la ciudad, lo que refleja la ruptura de la mina.

La zona había sido evacuada previamente y no había riesgo para ninguna persona, afirmó en un comunicado. Un responsable de prensa dijo que los funcionarios seguían evaluando la ruptura y que pronto proporcionarán más información.

El incidente no sorprendió a los residentes ni a las autoridades locales. Los 40 años de extracción de sal de roca de Braskem en Maceió han provocado el desplazamiento de decenas de miles de personas, vaciando comunidades, y el 28 de noviembre la empresa alertó a las autoridades del riesgo inminente de que la mina colapsara. La tierra alrededor de la mina se ha ido hundiendo constantemente desde entonces, cayendo un total de 2,35 metros (7,7 pies) hasta el domingo por la mañana.

El 30 de noviembre, el gobernador del estado de Alagoas, Paulo Dantas, advirtió sobre la posible “formación de grandes cráteres” tras el colapso de la mina y dijo que equipos federales llegarían esa noche como respaldo.

A los residentes locales se les dijo que no se acercaran a la zona y esperaron ansiosamente, imaginando los daños que un derrumbe causaría a sus hogares y al resto de la ciudad.

En los primeros días, Braskem envió actualizaciones periódicas, incluyendo posibles momentos en que la mina podría colapsar. Los mensajes causaron temor entre la población, incluyendo a Carlos Eduardo da Silva Lopes, estudiante de la Universidad Federal de Alagaos.

“Esto provocó que la población estuviera aterrorizada, sin poder dormir, preocupada”, dijo Lopes a The Associated Press por teléfono el 1 de diciembre.

Entre 1979 y 2019, cuando Braskem anunció el cierre de sus operaciones de sal de roca en Maceió, la empresa operó un total de 35 minas.

Los problemas en Maceió comenzaron un año antes, cuando aparecieron por primera vez grandes grietas en la superficie. Algunas se extendían varios cientos de metros. La primera orden de evacuar algunas zonas, incluidas partes del barrio de Mutange, llegó en 2019.

Desde entonces, cinco barrios se han convertido en pueblos fantasmas, ya que los residentes aceptaron los pagos de Braskem para reubicarse. Según el sitio web del Senado brasileño, unas 200.000 personas en Maceió se vieron afectadas por las actividades mineras de la empresa.

En julio, la empresa llegó a un acuerdo de 356 millones de dólares con la ciudad costera.

Además de la mina 18, que colapsó el domingo, Braskem señaló que está en proceso de llenar otras ocho cavidades con arena.

La minería de sal de roca es un proceso de extracción de sal de depósitos subterráneos profundos. Una vez que se ha extraído la sal, las cavidades que quedan pueden colapsar, provocando que el suelo de arriba se asiente. Las estructuras construidas sobre dichas áreas pueden venirse abajo.

Braskem es una de las empresas petroquímicas más grandes de América, propiedad principalmente de la petrolera estatal brasileña Petrobras y del gigante de la construcción Novonor, antes conocido como Odebrecht.