Advertisement

SAO PAULO (AP) — El derrumbe de una presa de una compañía minera en Brasil podría causar un desastre ambiental, advirtieron expertos de esa área.

Los deslizamientos podrían arruinar vidas y alentar el contagio de enfermedades, dijeron los activistas.

Advertisemen

La empresa minera aclaró que el río de lodo que va por el río Paraopeba tras la rotura de la presa en el sudeste de Brasil el viernes no es tóxico. Pero grupos ambientalistas aseveraron que el torrente contiene óxido de hierro, lo que podría causar un daño irreversible.

Accidentes de este tipo tienden a tener un efecto dominó, advirtió Malu Ribeiro, coordinadora de proyectos en SOS Mata Atlantica, una organización sin fines de lucro que monitorea la calidad del agua desde un suceso similar en el 2015.

“Todo el ecosistema termina afectado”, declaró Ribeiro asegurando que ello causa problemas económicos a las comunidades circundantes y la proliferación de insectos portadores de enfermedades.

“Aun si fuere solo arena, el volumen es descomunal”, expresó Carlos Rittl, director del Observatorio do Clima, una red de 43 organizaciones ambientalistas en Brasil. “Una fina capa (de óxido de hierro) termina depositada en la orilla del río”.

Ello implica que cada vez que llueva en el futuro, el sedimento de óxido de hierro será removido y subirá a la superficie, dicen expertos.

No fue posible de inmediato contactar a funcionarios del Ministerio de Medio Ambiente de Brasil.

En lo que se considera el peor desastre ambiental en la historia de Brasil, una presa administrada por las empresas Vale y BHP Billiton se derrumbó hace poco más de tres años en el estado de Minas Gerais, matando a 19 personas. El suceso en la mina Mariana obligó a cientos de personas a abandonar sus viviendas, dejó a 250.000 personas sin agua potable y mató a miles de peces.