Colombia da un nuevo paso para fumigar la coca con glifosato

0
42
ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 4 de junio de 2008, la policía antinarcóticos rocía herbicidas sobre los campos de coca en El Tarra, en el área del río Catatumbo, cerca de la frontera noreste de Colombia con Venezuela. La autoridad ambiental del país sudamericano dijo el jueves 15 de abril de 2021 que no se opone al uso de glifosato por parte del gobierno en su futuro plan de erradicación de la coca. La medida se considera un requisito previo para reiniciar el desempolvado de las plantaciones de coca con el herbicida. (AP Foto/Luis Robayo, Archivo)

(AP) — La autoridad ambiental colombiana emitió un concepto favorable para el plan de fumigación aérea con glifosato que el gobierno busca poner en marcha y con el que espera reducir los cultivos ilegales de hoja de coca, materia prima de la cocaína.

“Es sin duda un paso previo en la política del gobierno de reanudar las fumigaciones (con glifosato)… y muestra que mantiene la política antinarcótica exactamente igual que hace una década”, dijo el jueves a The Associated Press Julio Carrizosa, miembro honorario de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. “Reanudar las fumigaciones es volver a una solución que no ha funcionado nunca y evitar que se encuentren otras soluciones”, agregó el experto.

El glifosato es un herbicida químico que elimina plantas inhibiendo su crecimiento. En Colombia ha sido utilizado para controlar especies de coca y para acabar con malezas en cultivos agrícolas.

La fumigación aérea con glifosato fue suspendida en 2015 por orden de la Corte Constitucional por principio de precaución ante los posibles daños en la salud y el medioambiente y tras el concepto de la Organización Mundial de la Salud que advertía que el herbicida “probablemente” causaba cáncer en seres humanos.

“Debido al largo periodo de latencia –tiempo en el que ocurrió el evento y que se manifiesta la enfermedad– hay evidencia concluyente de que la aspersión aérea con glifosato causa linfoma no-Hodgkin. Hemos analizado las estadísticas oficiales y cruzado con los lugares donde se fumigó hace, como mínimo, 15 años ”, indicó la AP Óscar Alfonso, docente e investigador de la Universidad del Externado.

Para que vuelvan las fumigaciones con glifosato el gobierno colombiano debe contar con el aval del Consejo Nacional de Estupefacientes —órgano conformado por miembros del gobierno, la fuerza pública y el procurador general— que debe revisar que el gobierno cumpla con las recomendaciones de la Corte Constitucional que incluyen “evidencia objetiva y concluyente que demuestre ausencia de daño para la salud y el medio ambiente”.

El consejo estudiará, cuando sea convocado, la evaluación sobre la afectación en salud que dé el Ministerio de Salud y el concepto sobre el impacto al medio ambiente que entregó el miércoles la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA). Finalmente dirá si se reanudan o no las fumigaciones.

La ANLA decidió modificar el plan de manejo ambiental del programa de aspersión aérea con glifosato en el que autoriza “más medidas de manejo y un programa de seguimiento y monitoreo más detallado, para que en caso de que se reanude la actividad, se logre un mayor control sobre los efectos ambientales en los componentes hídricos, bióticos y socioeconómicos”, explicó la entidad el miércoles en un comunicado.