Comentando sobre los alimentos con poder preventivo a enfermedades

La buena alimentación nutritiva juega un papel vital en la prevención de enfermedades, tanto que puede hacer una gran diferencia en tener un estilo de vida saludable, evitando enfermarse. Pero, el comentario fundamental del presente artículo, será el que corresponde a los alimentos con ese poder preventivo al minimizar los riesgos de contraer enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes, obesidad, entre muchas más. Tal es el caso, que en cualquier programa dietético para pacientes que son tratados por el padecimiento de cualquiera de las antes mencionadas enfermedades, son basados en alimentos funcionales que aportan beneficios a la salud, por contener una gran variedad de nutrientes asociados a la reducción de enfermedades, por lo que su consumo apropiado es de hecho medicina preventiva, ya que son ricos en vitaminas, minerales y fitoquímicos en general.

Al respecto, se refiere la Licenciada y Doctora en Ciencias Médicas, Alicia Diaz Boulón, Directora del Programa de Internado en Dietética del Instituto de Ciencias Médicas de Madrid que: “Alimentos específicos aportan beneficios a la salud que van más allá de la nutrición básica, y están asociados con una reducción significativa en el riesgo de enfermedades”. De hecho, ella se refiere a poderosos antioxidantes que mejoran la respuesta inmune, estabilizan los radicales libres que pueden afectar las estructuras celulares, destruyen las células cancerosas, reducen inflación del cuerpo, protegen el ADN de posibles daños y previenen infecciones sobre todo del tacto urinario. A continuación, un resumen emitido por la Dr. Diaz Boulón, como sigue:

Vegetales de color verde intenso: Espinaca, lechuga, col verde, brócoli, acelga, y berros

Bayas o berries: Arándanos azules y rojos, frambuesas moras, y fresas

Legumbres: Habichuelas, garbanzos, lentejas, habas, alubias, y frijoles en general

Vegetales naranjas y frutas: Zanahorias, calabaza, batatas, pimientos, melón, mango, y frutas en general

Granos enteros: Trigo, avena, cebada, centeno, y arroz integral

Pescados: Salmon, rodaballo, trucha, atún, sardina, castero, aguja y dorado

Tomates, pero bien cocinados

Productos lácteos: Sugiere quellos que su etiqueta aclare cultivos vivos (Live active culture)

Chocolate: Preferiblemente negro, o en su forma original cacao

En el marco de la Confederación Latinoamericana de Nutricionistas y Dietistas (CONFELANYD) 2016,
las licenciadas Sonia Olivares, Delia Soto, e Isabel Zacarías, expusieron varias temáticas resaltando las costumbres alimentarias locales, las que condicionan la combinación de nutrientes en una dieta mixta, existiendo algunas excelentes, como la complementación aminoacídica que empíricamente realizan las poblaciones que acostumbran consumir una mezcla de leguminosa, como por ejemplo frijoles con arroz; sin embargo, otras disminuyen la biodisponibilidad de nutrientes esenciales cuya necesidad es difícil cubrir, como el hierro, al mezclarlo con alimentos que contienen sustancias que disminuyen su absorción, bien sean los carbonatos y fosfatos, siendo el caso de las tortillas con sus respectivas mezclas como contenidos.

También, la Doctora en Ciencias Medica, Diana Ansorena Artieda,
jefe del departamento tecnología de
los alimentos y toxicología de la Universidad de Navarras, comentó en cuanto a las vitaminas hidrosolubles, que contienen concentraciones variables de vitaminas del grupo B, dependiendo de la vitamina específica y de la especie, como por ejemplo, la tiamina, riboflavina y niacina están en mayor cantidad en los pescados; la piridoxina está presente en cierta cantidad en los mariscos y en algunos pescados, como el atún y el salmón. Pero, la B12, está presente fundamentalmente en pescados y mariscos, particularmente anchoas, almejas, arenques, ostras y sardinas. (Publicado en Avances en Ciencias de la Salud, vol. IV: 1 – 34. Facultad de Farmacia, Universidad de Navarra, 2017)
Entonces, puede que al consumir susodichos alimentos provoque un cambio del patrón que comúnmente era el característico en el régimen de alimentación, por lo que costará trabajo cambiar esos antiguos hábitos y costumbres y adaptarse a los nuevos, solo que el ulterior beneficio facilitará el continuo fortalecimiento de la salud.

Por ello es necesrio asegurarse de contar siempre en casa con los alimentos saludables antes mencionado para cuando se vaya a comer regularmente, o se tenga gula de comer, o necesidad de ir a lugares donde se requiera llevar un refrigerio, los tenga al alcance.

Con el tiempo se aprenderá a ser más selectivo con las compras de los alimentos priorizando los que tienen poder preventivo a enfermedades mejorando la calidad de vida.

Calvet Personal Training LLC está dispuesta a ayudar a mejorar la salud, visite nuestro local ubicado en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, FL, 33405, o vía
www.calvetpersonaltraining.com
pero previo comuníquese al
561-512-9081, o a través de
info@calvetpersonaltraining.com
para fijar una cita.

Artículo en idioma inglés, clic siguiente link:

https://bit.ly/2N4yArB

Similar Articles

Comments

Noticias recientes