Comentario del papa Francisco sobre “bandera blanca” recibe críticas de Ucrania y aliados

0
17
El papa Francisco saluda a los fieles antes de misa en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, el sábado 9 de marzo de 2024. (AP Foto/Alessandra Tarantino)

(AP) — Funcionarios ucranianos y aliados criticaron el domingo al papa Francisco por afirmar que Kiev debería tener el “coraje” de negociar el fin de la guerra con Rusia, una declaración que muchos interpretaron como un llamado a Ucrania a rendirse.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Ucrania y de Polonia, un abierto aliado de Kiev, utilizaron analogías de la Segunda Guerra Mundial para condenar las declaraciones del papa, al tiempo que un líder de una de las iglesias cristianas de Ucrania dijo el domingo que sólo la decidida resistencia del país a la agresión rusa ha impedido la matanza masiva de civiles.

En una entrevista grabada el mes pasado con la emisora suiza RSI y difundida parcialmente el sábado, Francisco utilizó la frase “el coraje de la bandera blanca” cuando argumentó que Ucrania, ante una posible derrota, debería estar abierta a sostener conversaciones de paz mediadas por potencias internacionales.

“Nuestra bandera es azul y amarilla. Vivimos, morimos y vencemos bajo ella. No alzaremos otras banderas”, publicó el domingo el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, en X, red social antes conocida como Twitter.

“¿Qué tal, para mantener el equilibrio, alentar a Putin a tener el coraje de retirar su ejército de Ucrania? La paz llegará inmediatamente sin necesidad de negociaciones”, destacó el ministro de Relaciones Exteriores polaco Radek Sikorski en una publicación en X.

Ambos diplomáticos parecían trazar paralelismos entre quienes piden negociaciones al tiempo que “niegan (a Ucrania) los medios para defenderse” y el “apaciguamiento” de los líderes europeos hacia Adolf Hitler justo antes de la Segunda Guerra Mundial.

En su tuit, Kuleba instó a la Santa Sede a “no repetir errores históricos”, alegando que el Vaticano no hizo lo suficiente para frenar a los nazis durante ese conflicto. Sin embargo, también invitó a Francisco a Ucrania, diciendo que la visita del papa mostrará apoyo a “más de un millón de católicos (romanos) ucranianos, más de cinco millones de católicos griegos, todos cristianos y todos ucranianos”.

El líder de la Iglesia greco-católica de Ucrania, el arzobispo Sviatoslav Shevchuk, dijo el domingo que la rendición resulta algo impensable para los ucranianos.

“Ucrania está agotada, pero se mantiene firme y resistirá. Créanme, a nadie le pasa por la cabeza rendirse. Incluso donde hay combates hoy: Escuchen a nuestra gente en Jersón, Zaporiyia, Odesa, Járkiv, Sumy”, dijo Shevchuk durante una reunión con ucranianos en la ciudad de Nueva York. Mencionó las regiones que han estado bajo intensos ataques de artillería y drones rusos.

Matteo Bruni, portavoz del Vaticano, aclaró más tarde que el papa apoyaba “un cese de las hostilidades (y) una tregua lograda con el coraje de las negociaciones”, en lugar de una rendición abierta de Ucrania. Bruni dijo que el periodista que entrevistó a Francisco utilizó el término “bandera blanca” en la pregunta que generó las polémicas declaraciones.

En la entrevista, el papa dijo: “Creo que el más fuerte es el que observe la situación, piense en la gente y tenga la valentía de levantar la bandera blanca y negociar”. Agregó que las conversaciones deberán llevarse a cabo con la ayuda de potencias internacionales.

Kiev se mantiene firme en no realizar conversaciones de paz directamente con Rusia, y el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy ha dicho varias veces que la iniciativa en las negociaciones de paz debe provenir del país que ha sido invadido.

___