Advertisement

Las autoridades de Costa Rica confirmaron este miércoles que el cuerpo hallado en un hospedaje de un pueblo tranquilo llamado San Antonio de Escazú, en el oeste de San José, corresponde al de Carla Estefaniak, la turista de 36 años de origen venezolano que desapareció la semana pasada.

El jefe del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Walter Espinoza, confirmó la noticia después de que se verificara que las huellas dactilares del cadáver hallado correspondían con las de la turista, que era ciudadana estadounidense. Además, apuntó que se trabaja con la hipótesis de que el crimen podría haber tenido un móvil sexual, si bien hay que esperar a los resultados de la autopsia para confirmar esa teoría.

Advertisemen

” En principio parece ser que el motivo tiene contenido sexual. Por ahora solo hay un sospechoso, pero seguimos investigando el caso, reentrevistando personas, haciendo análisis y con presencia en el lugar para definir si se trata solo de un sujeto o de varios”, dijo Espinoza.

Por su parte, el padre de Estefaniak también reconoció a su hija al ver el cuerpo en la noche del martes. “No hay palabras para expresar cuán devastados están su familia y sus amistades. Queremos que el mundo sepa que nunca olvidaremos a Carla. Nunca olvidaremos la alegría que trajo a nuestras vidas y cuanto nos hizo reír. Siempre estaremos con ella y sabemos que siempre ella estará con nosotros”, indicó la familia un post de Facebook.