Advertisement

(AP) — Legisladores demócratas votaron el martes exigir documentos al gobierno de Donald Trump sobre la separación de familias en la frontera con México.

Las órdenes serán las primeras emitidas por la cámara baja desde que los demócratas ganaron la mayoría con la promesa de obligar al gobierno a rendir cuentas.

Advertisemen

La Comisión de Supervisión votó el martes obligar a los secretarios de Justicia, Seguridad Nacional y Salud a emitir documentos sobre las separaciones que incluyan la edad y género de cada niño afectado.

El presidente de la comisión, Elijah Cummings, ha prometido exigir documentos y declaraciones al gobierno sobre una amplia gama de asuntos, pero la separación de las familias era una de sus prioridades.

“Creo que esta es una verdadera emergencia nacional”, dijo Cummings. “Cuando nuestro propio gobierno arranca niños de los brazos de sus madres y padres sin planes para reunirlos, eso es abuso de menores patrocinado por el gobierno”.

Añadió que miembros de la comisión empezaron a solicitar esa información hace siete meses y al momento no ha recibido respuesta.

La Comisión de Supervisión exige conocer detalles sobre los niños, el lugar y la instalación donde los detuvieron, así como detalles sobre los padres, los esfuerzos realizados para reunir las familias y si los padres fueron deportados.

El representante Jim Jordan, el republicano de mayor jerarquía de la comisión, sostuvo en una carta a Cummings que las órdenes eran innecesarias y que el gobierno había enviado cientos de páginas de documentos en respuesta a pedidos de información.

“No debemos apresurarnos a exigir documentos a los departamentos, sobre todo cuando han intentado responder voluntariamente a su pedido”, escribió Jordan.

Cummings dijo que los documentos eran incompletos.

“La información que recibimos no contenía un solo nombre, un solo número”, dijo Cummings. “Cero”.

La Comisión Judicial de la cámara autorizó una orden al entonces secretario de Justicia interino Matthew Whitaker de declarar en caso de necesidad, pero no le fue presentada.

Si los funcionarios no acatan la orden, la comisión y luego la cámara en pleno podrían declarar al departamento en desacato, lo que daría lugar a una prolongada batalla judicial.

Más de 2.700 niños fueron separados de sus padres en la frontera el año pasado bajo una norma de tolerancia cero aplicada por el entonces secretario de Justicia Jeff Sessions que demandaba penalmente a cualquier persona sorprendida cruzando la frontera ilegalmente.