Advertisement

La nueva relación diplomática entre Estados Unidos y Cuba que comenzó hace dos años se vio enturbiada el miércoles por lo que funcionarios estadounidenses creen se trató de una serie de extraños incidentes en los que varios diplomáticos norteamericanos en La Habana sufrieron pérdida auditiva severa atribuida a un dispositivo sónico encubierto.
Incluso se cree que los funcionarios diplomáticos podrían quedar sordos tras el insólito incidente, que causó como represalia de EEUU la expulsión de dos funcionarios de la embajada cubana en Washington.
Los diplomáticos de Estados Unidos empezaron a sufrir una inexplicable pérdida auditiva en el otoño de 2016, de acuerdo con funcionarios al tanto de la investigación del caso. Varios de los diplomáticos eran recién llegados en la embajada, que reabrió en 2015 como parte del restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba del entonces presidente Barack Obama.
Algunos de los síntomas que los diplomáticos presentaron eran tan severos que se vieron obligados a cancelar sus giras antes de tiempo y regresar a Estados Unidos, dijeron funcionarios. Después de meses de investigación, las autoridades de Estados Unidos concluyeron que los diplomáticos habían sido expuestos a un dispositivo sónico avanzado que operaba fuera del rango del sonido perceptible y que había sido desplegado ya sea dentro o fuera de sus residencias.
No queda claro por el momento si el dispositivo era un arma usada en un ataque deliberado o si tenía otro propósito.

Advertisemen