Dallas: Alojarán a niños migrantes en centro de convenciones

0
57
ARCHIVO - En esta fotografía del 31 de marzo de 2020 se ve el centro de convenciones Kay Bailey Hutchison, en el centro de la ciudad de Dallas. (AP Foto/Tony Gutierrez, archivo)

(AP) — El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo el miércoles que el incremento en la llegada de inmigrantes a Estados Unidos a través de la frontera con México provocó que funcionarios federales que apuradamente buscaban alojamiento para niños no acompañados contactaran a su personal el fin de semana en un correo electrónico enviado de noche.

Narró lo anterior cerca de un centro de convenciones en el centro de Dallas, el cual está siendo preparado para albergar a hasta 3.000 adolescentes migrantes. En otras partes también están abriendo sus puertas más instalaciones para niños migrantes, incluyendo Midland, donde Abbott dijo que no había garantías sobre el estado de las instalaciones.

“El gobierno de (Joe) Biden no está preparado en lo absoluto para el número de niños que están viniendo a través de esta frontera”, señaló Abbott.

Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional, rechazó las críticas republicanas a las políticas fronterizas de Biden, negándose a decir que el aumento en la llegada de niños migrantes a Estados Unidos sea una “crisis”.

El número de migrantes que intentan cruzar la frontera se encuentra en su nivel más elevado desde marzo de 2019, y Mayorkas dijo que se encamina a alcanzar su máximo en 20 años.

El Centro de Convenciones Kay Bailey Hutchinson en Dallas será utilizado hasta por 90 días, según un memorándum obtenido por The Associated Press que fue enviado el lunes a miembros del Concejo Municipal de Dallas.

Las agencias federales utilizarán las instalaciones para albergar a varones de entre 15 y 17 años, según el memo.

Abbott dijo que desea que el gobierno de Biden le dé autorización a la policía estatal para ingresar a instalaciones operadas a nivel federal en Texas de forma que puedan entrevistar a los inmigrantes como parte de las labores para acabar con el tráfico de seres humanos.

Varios vehículos del Servicio de Protección Federal estaban estacionados frente al centro de convenciones el miércoles por la tarde, y era posible ver a personas con chalecos que traían los logotipos de la Cruz Roja Estadounidense y de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) entrando y saliendo del edificio.

Las autoridades federales se toparon con niños que viajaban solos en 9.457 ocasiones en febrero, casi el doble de la cifra de enero y la mayor cantidad desde mayo de 2019, cuando la cifra llegó a casi 12.000 durante el punto más álgido de una oleada de llegadas en el gobierno del expresidente Donald Trump.

El memo enviado al Concejo Municipal de Dallas señalaba que la FEMA y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) serán “responsables de proporcionar manejo de albergues y contratos” para alimentos, seguridad, limpieza y atención médica en el centro de convenciones. Dallas le ofreció espacio al HHS durante un incremento en los cruces de niños inmigrantes en 2014.