Advertisement

Aroldis Chapman fue recibido con una ovación de pie en su primera presentación con el uniforme de los Yankees de Nueva York, tras cumplir con 29 partidos de suspensión bajo la nueva política de violencia doméstica implementada por Grandes Ligas.

A pesar de no ser en una situación de salvamento, el debut de Chapman en Yankee Stadium no pasó desapercibido al ser anunciado con estruendosas alarmas e imágenes de fuego, mientras trotaba desde el bullpen ubicado en el jardín central derecho hasta la lomita.

Advertisemen

”No lo vi lo que pasaba porque estaba enfocado en la lomita y no pude verlo, pero sí pude mirar en algunas ocasiones y me siento bastante contento”, dijo Chapman, que se mostró complacido y a la vez aliviado por la reacción positiva de los fans de los Yankees. ”Hay que darles las gracias a ese público y a esos fanáticos que me recibieron de esa forma. Fue increíble”.

Su recta de 100 millas por hora para strike contra el infielder venezolano Omar Infante marcó su primer lanzamiento en un partido de Grandes Ligas desde el 3 de octubre del año pasado. Fue también la primera vez en sus seis años en la gran carpa que Chapman vistió otro uniforme que no fuera el de los de los Rojos de Cincinnati.

”Me concentré en eso, en que el primer pitcheo tenía que ser por strike y fue así. Tenía en mente que no había estado pitchando a este nivel y la adrenalina me preocupaba un poquito de cómo iba a ser mi primer día al lanzar aquí, pero gracias a Dios todo salió bien”, señaló.

”Estoy muy contento de ponerme el uniforme de los Yankees y más hoy con toda mi familia aquí”, continuó Chapman, que tuvo a su hermana recién llegada de Cuba viéndolo por primera vez desde las gradas. ”Mucha gente, como Alex [Rodríguez], me dice que me quedan bien las rayas”.

Tras cada uno de sus lanzamientos, todas las miradas estaban enfocadas en la parte superior de la pantalla principal donde se ubican las cifras de velocidad, con los aplausos y los vítores aumentando al ver las 100 y 101 millas por hora acostumbradas del zurdo de 28 años.

Chapman ponchó a los primeros tres bateadores que enfrentó antes de permitirle un doble al brasileño Paulo Orlando y un sencillo al venezolanoAlcides Escobar antes de retirar con una rola out al jardinero Lorenzo Cain. La eventual victoria 6-3 sobre los campeones Reales de Kansas City fue guiada por un verdadero día de ”Bombarderos del Bronx” para los Yankees, que conectaron cinco cuadrangulares.

El dirigente Joe Girardi dijo que Chapman estaría disponible para volver a lanzar el martes de ser necesario para el segundo juego de la serie contra los Reales, en algo que ya parece podría convertirse en un verdadero espectáculo en la catedral del béisbol en el Bronx por la velocidad del zurdo.

”Creo que todos le echamos un vistazo a la pantalla para ver a cuánto la lanza”, dijo Girardi haciendo alusión a la recta de Chapman. ”Tenemos algunos lanzadores en el bullpen que tienen unos pitcheos muy, muy difíciles. Pero 101, eso no es algo que se ve todos los días”.

Al parecer a menos que sea Aroldis Chapman.

Debut de Aroldis Chapman en NY no pasó desapercibido