Decenas de arrestos en campus de California mientras persisten protestas contra la guerra en Gaza

0
16

(AP) — La policía arrestó pacíficamente el miércoles a estudiantes que protestaban en la Universidad del Sur de California, horas después de que la policía de una universidad de Texas detuviera violentamente a decenas de manifestantes, en los más recientes enfrentamientos entre las fuerzas del orden y las personas que protestan en universidades de todo Estados Unidos contra la guerra en Gaza.

Aunque las tensiones aumentaron entre la policía y los estudiantes que protestaban en la Universidad del Sur de California a primera hora del día, por la tarde los manifestantes empezaron a ser detenidos sin incidentes mientras helicópteros sobrevolaban la zona.

Los agentes de policía rodearon al cada vez más reducido grupo, que se sentó desafiando una advertencia anterior de que se dispersaran o serían detenidos. Más allá de la línea policial, cientos de curiosos observaban. La escuela cerró el campus.

Cientos de policías locales y estatales —algunos de ellos a caballo y con porras en la mano— se lanzaron contra los manifestantes provocando que algunos terminaran en el piso. Los agentes realizaron 34 detenciones a instancias de la universidad y del gobernador de Texas, Gregg Abbott, según el Departamento de Seguridad Pública estatal.

Un fotógrafo que cubría la manifestación para Fox 7 Austin estaba en medio del melé cuando un agente lo aventó hacia el suelo. La estación confirmó que el fotógrafo fue arrestado. Un veterano periodista de Texas fue derribado en el tumulto y se le pudo ver sangrando antes de que la policía lo llevara con personal médico de urgencias.

Dane Urquhart, estudiante de tercer año en Texas, consideró que la presencia policial y las detenciones fueron una “reacción exagerada”, y añadió que la protesta “habría seguido siendo pacífica” si los agentes no hubieran acudido en masa.

“Debido a todas las detenciones, creo que se van a producir muchas más (manifestaciones)”, afirmó Urquhart.

La policía se marchó tras horas de esfuerzos por controlar a la multitud, y unos 300 manifestantes volvieron a sentarse en el pasto y entonaron cánticos bajo la emblemática torre del reloj de la escuela.

En una declaración el miércoles por la noche, el presidente de la universidad, Jay Hartzell, dijo: “Nuestras normas importan, y se harán cumplir. Nuestra universidad no será ocupada”.

En tanto, en la Universidad Politécnica Estatal de California, en Humboldt, los estudiantes se atrincheraron en un edificio por tercer día consecutivo. La escuela cerró el campus durante todo el fin de semana e impartió clases de manera virtual.

La Universidad de Harvard, en Massachusetts, había intentado adelantarse a las protestas de esta semana limitando el acceso a Harvard Yard y exigiendo permiso para instalar carpas y mesas. Pero eso no impidió a los manifestantes montar un campamento con 14 tiendas el miércoles, que se instalaron tras un mitin contra la suspensión del Comité Universitario de Solidaridad con Palestina por parte de la universidad.