Advertisement

Como si fuera un ‘Deja Vu”, recordando los tantos retiros de General Motors, Ford está siguiendo esos pasos, con retiros casi semanales.

Esta vez retirando del mercado casi 335,000 Explorers del año modelo 2017, equipados con asientos eléctricos ajustables debido a los bordes afilados en los marcos que pueden hacer provocar lesiones en las manos.

Advertisemen

El fabricante dijo que recibió 31 informes de lesiones de clientes que se extendían entre el asiento y la consola central y entraban en contacto con el borde afilado del marco. El espacio no es muy grande, lo que hace difícil, si no casi imposible, que los conductores o pasajeros vean cualquier peligro al alcanzar el espacio para un artículo caído.

Este retiro se aplica solo a los Explorers del año modelo 2017, que fueron construidos entre el 13 de febrero de 2016 y el 25 de octubre de 2017, con los asientos delanteros eléctricos ajustables que eran opcionales.

Los automóviles afectados tendrán una cinta de tela instalada a lo largo del borde expuesto y la lengüeta del marco del asiento. Los clientes deben tener cuidado de evitar alcanzar el espacio al lado de la consola central hasta que se haya completado la reparación. Es decir que mejor no toque nada, porque se puede cortar algo.

Esta no es la primera vez que Ford emite un retiro para el Explorer 2017 por problemas con el marco del asiento. En 2017, el Explorer junto con la camioneta F-Series fue retirado del mercado por marcos de asiento delantero incorrectamente soldados que podrían fallar en un accidente.

Además la automotriz retiro el Explorer del 2017 junto ca varios otros modelos de SUV y sedanes, debido a la rotura de los enlaces de los dedos en sus suspensiones traseras, lo que en última instancia podría fallar y provocar la pérdida del control del vehículo.

El Ford Explorer fue rediseñado para el año modelo 2020, y aunque los problemas de control de calidad han resultado con muchas demoras en las entrega, los han mantenido fuera de los lotes de los concesionarios por precaución.

Los nuevos Explorer del 2020 que sin haberse vendido ya tienen problemas, deberían comenzar a aparecer pronto en las salas de exhibición.

Mi recomendación es mejor esperar hasta el modelo 2021, cuando traten de solucionar todos los problemas que acarrea un nuevo modelo, sin haberlo probado correctamente como parece haber hecho la automotriz.