Advertisement

El viceministro de reunificación de Corea del Sur Chun Haesung viajó a Corea del Norte como delegado especial para un encuentro con Kim Jong Un y otros líderes del régimen comunista del Norte. Mantendrá conversaciones que buscan la desnuclearización y unificación del país.

Sur Chun estará dos días en el Norte con una delegación, comunicó hoy la Casa Azul, sede del gobierno surcoreano.

Advertisemen

El viceministro se reunió con Kim Jong Un durante la cena de hoy, añadió luego el portavoz de gobierno en una conferencia de prensa, según la agencia Yonhap. Es la primera vez que Kim se encuentra con funcionarios surcoreanos. La cena comenzó a las 6 de la tarde.

Chung Eui-yong, jefe de la Oficina de Seguridad Nacional presidencial, quien acompañó a Sur Chun, antes de su partida declaró que profundizarán las conversaciones que realizaron previamente en febrero.

“Planeo mantener discusiones en profundidad sobre varias formas de continuar las conversaciones entre el Sur y el Norte, pero también entre el Norte, los Estados Unidos y la comunidad internacional”, dijo Chung, según Yonhap.

Suh Hoon, jefe de la agencia de espionaje del país, Servicio de Inteligencia Nacional, también viajó al Norte. Según Yonhap, son cinco los enviados especiales y cinco miembros del personal de apoyo.

La Radiodifusión de Corea del Norte reportó que los surcoreanos fueron recibidos por Ri Son-gwon, jefe de una agencia norcoreana a cargo de asuntos intercoreanos. El visitó Corea del Sur para la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno.

El presidente de Corea del Sur Moon Jae In en reiteradas oportunidades ha manifestado que las negociaciones de reunificación entre las coreas se están desarrollando en conjunto con Estados Unidos como aliado e incluyen el tema de desnuclearización del régimen comunista.

El Acuerdo de Armisticio actualmente vigente entre las dos Coreas (Korean Armistice Agreement en inglés), también conocido como Paz de Panmunjom, es un tratado de no agresión firmado por Corea del Norte y Estados Unidos el 27 de julio de 1953. Este puso fin a las hostilidades, después de los intentos de los líderes comunistas de ocupar el Sur.

El 1 de marzo, el presidente de Corea del Sur Moon Jae-in habló por teléfono con el presidente Donald Trump, durante 30 minutos. Mood dijo en un comunicado que fue “para discutir cuestiones relativas a la Península de Corea, incluida la mejora de las relaciones entre Corea del Sur y Corea del Norte con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang”.