Advertisement

A casi una semana de ser internada por una presunta sobredosis de heroína, la cantante estadounidense Demi Lovato sigue en un hospital de Los Ángeles, California, por complicaciones con su salud.

La intérprete de “Warrior” ha tenido náuseas extremas y fiebre alta, lo que ha imposibilitado que reciba el alta médica informó TMZ, sitio especializado en espectáculos.

Advertisemen

Lovato se encuentra desde el pasado martes en el hospital Cedars-Sinai, luego de que fuera hallada inconsciente en su casa de Hollywood por una presunta sobredosis de droga, que puso en riesgo su vida.

“Está bajo el cuidado de expertos médicos y se espera que se recupere por completo“, dijo una fuente a TMZ.

Aunque la cantante no ha querido revelar qué tipo de droga consumió, se presume que fue algún opioide. Los paramédicos que la trasladaron al hospital tuvieron que aplicarle una sustancia para contrarrestar los efectos de la sobredosis de droga.

Hasta el momento la familia no ha dado ninguna declaración sobre el estado de salud de Demi.

Una fuente informó a TMZ que la familia de la cantante desea que después de que reciba la alta médica, Demi ingrese a una clínica de rehabilitación.

Semanas antes de la presunta sobredosis, la propia cantante había reconocido su recaída en las drogas.

Trascendió en la prensa de espectáculos que el equipo de trabajo de la cantante le pidió que iniciara alguna terapia de rehabilitación, ya que la veían mal, pero ella no tomó en cuenta esa petición.