DeSantis presenta una política fronteriza y migratoria similar a la de Trump

0
84
El precandidato presidencial republicano, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, conversa durante una sesión pública en Eagle Pass, Texas, el lunes 26 de junio de 2023. (AP Foto/Eric Gay)

(AP) — El precandidato presidencial republicano Ron DeSantis prometió poner fin a la ciudadanía por derecho de nacimiento, terminar la construcción del muro en la frontera sur y enviar fuerzas estadounidenses a México a combatir a los cárteles de las drogas como parte de sus propuestas en política de inmigración que presentó el lunes en una ciudad fronteriza de Texas.

Dicho plan, la primera iniciativa detallada que promueve el gobernador de Florida con vistas al 2024, constituye en una añeja lista de objetivos imposibles de las propuestas republicanas sobre inmigración y que reflejan en gran medida las políticas del exmandatario Donald Trump.

El plan de DeSantis enfrenta una alta improbabilidad de que se lleve a cabo porque necesitaría que se dé marcha atrás a precedentes jurídicos, la aprobación de otros países e incluso una enmienda a la Constitución de Estados Unidos.

Aun así, DeSantis proyectó el lunes una imagen de confianza, y arremetió contra los dirigentes de ambos partidos políticos por no frenar lo que describió como una “invasión” de inmigrantes en un discurso ante residentes de Eagle Pass, Texas, una comunidad convertida en un importante corredor de cruces fronterizos no autorizados durante la presidencia de Joe Biden.

“He escuchado a personas en D.C. por años y años, durante décadas —republicanos y demócratas—, mencionando esto, pero sin que nunca hayan dado una conclusión al asunto”, dijo DeSantis ante una audiencia de apenas 100 personas. “Lo que estamos diciendo es que no hay pretextos sobre esto”.

El equipo de campaña de DeSantis se ha comprometido a difundir más detalles sobre la política en las próximas semanas. Pero al tomar como punta de lanza la inmigración, DeSantis está dando prioridad a un tema divisivo que interesa desde hace mucho tiempo a la mayoría de electores conservadores del Partido Republicano.

El grupo pro inmigrantes America’s Voice censuró a DeSantis por hacer referencias a una “invasión” que han mencionado supremacistas blancos.

Sin embargo, los electores ubicados en el centro político se han mostrado en los últimos meses a favor de políticas de inmigración más enérgicas ante el aumento de los cruces fronterizos ilegales.

En total, seis de 10 adultos en Estados Unidos desaprueba el manejo del presidente Biden a la inmigración, según una reciente encuesta de AP-NORC.

Aun así, sería difícil para DeSantis separarse del tema migratorio frente a los demás aspirantes a la candidatura presidencial republicana 2024, en especial frente a Trump, que marcha como el favorito.

Pero eso no impidió que lo intentara.

Desde un podio que tenía las frases “Sin pretextos” y “Paren la invasión”, DeSantis destacó que hubo más inmigrantes deportados en los primeros cuatro años del gobierno de Barack Obama que durante la presidencia de Trump.

Y aunque DeSantis evitó mencionar a Trump por su nombre en su discurso, sus reiteradas referencias al muro fronterizo inconcluso fueron una crítica dedicada al exmandatario. Trump intentó pero no logró terminar un muro a lo largo de los 3.140 kilómetros (1.950 millas) de frontera entre Estados Unidos y México durante sus cuatro años en el cargo.

Antes del anuncio del lunes, la campaña de DeSantis lanzó mercancía con las palabras “Construir el muro. Sin excusas”.

Trump aparentemente vio el mensaje de su rival republicano por televisión, describiendo los comentarios de DeSantis como “muy aburridos.”

“El discurso de DeSanto fue sólo un refrito de todas las cosas que hice para tener ‘la frontera más segura y fuerte en la historia de Estados Unidos’”, escribió Trump en redes sociales.

Trump hizo hincapié en la inmigración al pronunciar el discurso principal ante cientos de entusiastas conservadores religiosos en la conferencia de la Coalición Fe y Libertad celebrada en Washington el fin de semana. Prometió llevar a cabo “la mayor operación nacional de deportación en la frontera” y presumió haber completado más de 480 kilómetros de muro a lo largo de la frontera sur durante su gobierno, y prometió construir más en caso de ganar otro mandato.

Las políticas de Trump lograron restringir la inmigración, pero el número de personas que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México siguió aumentando durante su mandato antes de descender durante la pandemia de COVID-19.

Y sus políticas provocaron atascos en el sistema de inmigración. Tan sólo los casos pendientes en los tribunales de inmigración pasaron de unos 500.000 en junio de 2016 a 1,3 millones a finales de 2020. También hubo grandes problemas de derechos humanos, en particular con el programa “Permanecer en México” y la separación de los niños de sus familias en la frontera.

En su plan, DeSantis está adoptando muchas de las mismas políticas.

Al igual que Trump, DeSantis se comprometió a poner fin a la práctica consagrada en la Constitución que otorga la ciudadanía a todos los bebés nacidos en suelo estadounidense.

De igual manera, DeSantis promete poner fin a la política que actualmente permite dejar libres en el país a inmigrantes que entraron de manera ilegal hasta sus citas con los tribunales. Esto se debe a que las autoridades federales de inmigración sólo tienen dinero para 30.000 camas, lo que hace imposible detener a todos los que son arrestados.

DeSantis también quiere reinstaurar la política de Permanecer en México para hacer que los solicitantes de asilo esperen en México las audiencias en el tribunal de inmigración de Estados Unidos. Dicho plan necesitaría la aprobación de México.

DeSantis promete además utilizar la fuerza militar contra los cárteles de la droga si es necesario. Dice que “se reservaría el derecho de operar a través de la frontera para proteger nuestro territorio de las actividades de los cárteles mexicanos”, según el plan, que también estipula que la Marina y la Guardia Costera de Estados Unidos bloqueen la entrada de precursores químicos en los puertos mexicanos si “el gobierno mexicano no detiene la fabricación de drogas de los cárteles”.

“Utilizaremos toda la influencia a nuestra disposición tanto contra México como contra los cárteles”, dijo a su audiencia en Eagle Pass. “Si están intentando introducir productos en este país y están matando a nuestra gente, no sólo tienes el derecho, tienes la responsabilidad de contraatacar”.