Advertisement

En un Abierto de Estados Unidos cada vez más imprevisible entre las mujeres, Novak Djokovic y Milos Raonic impusieron la lógica en la rama de varones.

¿Quién dijo que Djokovic era vulnerable?

Advertisemen

El serbio y número uno del mundo sigue sin ser puesto a prueba en un torneo al cual llegó cargado de dudas. Necesitó apenas 15 minutos para ganar los primeros cinco games, rumbo a un avasallador triunfo 6-3, 6-2, 6-2 sobre Sam Querrey que le instaló en los octavos de final.

Raonic, quinto preclasificado, tuvo que exigirse en tres desempates y sacarle el máximo a su potente saque para superar 7-6 (5), 7-6 (5), 7-6 (3) a Víctor Estrella Burgos, el dominicano que causó sensación al competir en su primer US Open con 34 años recién cumplidos.

Previo al torneo, Djokovic reconoció que no estaba seguro si el embarazo de su esposa podría afectarle en cuanto a estar enfocado en el tenis. Pero en la pista sólo se ha visto el “Nole” arrollador que busca un octavo título de Grand Slam y el segundo en el US Open.

“Mi juego está llegando a tope en el momento preciso, en el torneo preciso. Aquí es donde quiero desplegar mi mejor tenis”, dijo Djokovic, quien anduvo a los tumbos en Toronto y Cincinnati, los dos Masters 1000 que se disputan en la antesala al último Grand Slam de la temporada.

Djokovic se clasificó a la cuarta ronda del US Open por octavo año consecutivo, y está entre los 16 mejores por 22do Grand Slam al hilo. El serbio ganó el título de 2011 en Flushing Meadows, donde jugó las cuatro últimas finales.

Tan relajado está ahora que en la rueda posterior a la victoria ante el estadounidense Querrey, el serbio se permitió invitar a la niña Zia Uehling para que cantara a su lado. Uehling es la hija de nueve años de su amigo Gordon Uehling, en cuya casa se suele quedar durante el US Open.

“Ella es un prodigio, una futura estrella y esta es una experiencia muy valiosa para ella”, dijo Djokovic, de paso pidiendo a los periodistas que le hicieran preguntas a la chica.

Mientras Djokovic, Raonic, Stan Wawrinka y Andy Murray avanzaron conforme a los pronósticos, las derrotas inesperadas de las máximas preclasificadas están al orden del día.

Petra Kvitova, la campeona de Wimbledon, se despidió en la tercera ronda al perder a una oponente que figura en el puesto 145 del escalafón mundial y que debió sortear la fase previa para ingresar al cuadro principal.

Aleksandra Krunic, una serbia de 21 años que hasta semana no podía ganarle un set a una rival del Top 20, superó 6-4, 6-4 a la checa y tercera preclasificada.

“No me esperaba ganar, por supuesto que no”, dijo Krunic, la segunda jugadora surgida de la fase previa que tumba a una de las grandes favoritas. “Petra cargaba con toda la presión, y yo no tenía nada que perder”.

La otra fue la croata Mirjana Lucic-Baroni _121 en el ranking_ que el viernes eliminó a la rumana y segunda preclasificada Simona Halep.

Kvitova, que tenía la posibilidad de trepar al primer puesto del ranking si ganaba el US Open y Serena Williams era eliminada temprano, se convirtió en la quinta de las ocho primeras preclasificadas que se despide prematuramente. También se despidieron temprano la polaca Agnieszka Radwanska (4) y la serbia Ana Ivanovic (8).

En procura de su tercer título seguido en el torneo, Williams despachó 6-3, 6-3 a Varvara Lepchenko.

Sólo tres de las primeras ocho preclasificadas pudieron pasar a octavos: Williams (1), Maria Sharapova (5) y Eugenie Bouchard (7). La canadiense Bouchard lo logró con un triunfo 6-2, 6-7 (2), 6-4 ante la checa Barbora Zahlavova Strycova.

En la rama masculina, en cambio, habría que irse hasta el undécimo cabeza de serie para encontrar a uno del lote de arriba que no pudo pasar a la tercera rueda. Ese fue el letón Ernest Gulbis, quien el viernes sucumbió ante el austríaco Dominic Thiem. Con 19 años, Thiem es el jugador más joven en el Top 50.

Djokovic se las verá en octavos con el alemán Philipp Kohlschreiber, quien venció a John Isner por 7-6 (4), 4-6, 7-6 (2), 7-6 (4). Isner era el último estadounidense que quedaba en carrera entre los varones.

Raonic jugará en los octavos contra el japonés Kei Nishikori, quien eliminó 6-4, 6-2, 6-3 al argentino Leonardo Mayer.

Las derrotas de Estrella Burgos y Mayer dejaron al torneo sin más latinoamericanos en individuales.
Además:
_El suizo Stan Wawrinka, el campeón del Abierto de Australia, avanzó sin jugar cuando su rival eslovenio Blaz Kavcic no pudo presentarse por una lesión en el pie derecho.
_Andy Murray (8) venció al ruso Andrey Kuznetsov por 6-1, 7-5, 4-6, 6-2 y se citó en octavos con el francés Jo-Wilfried Tsonga (9), quien superó al español Pablo Carreño Busta por 6-4, 6-4, 6-4.
_En el último duelo de la jornada, el español Tommy Robredo (16) se impuso al australiano Nick Kyrgios, por 3-6, 6-3, 7-6 (4), 6-3.

Djokovic vuelve a ser Djokovic en el US Open