Docentes de Florida pueden hablar sobre orientación sexual bajo un acuerdo sobre ley “No digas gay”

0
36
ARCHIVO - El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firma el proyecto de ley de Derechos de los Padres en la Educación, también conocido como el proyecto de ley “No digas gay”, en el colegio Classical Preparatory, el 28 de marzo de 2022, en Shady Hills, Florida. (Douglas R. Clifford/Tampa Bay Times vía AP, Archivo)

(AP) — Estudiantes y docentes pueden hablar de orientación sexual e identidad de género en las aulas de Florida, siempre y cuando no forme parte de la enseñanza, según un acuerdo alcanzado el lunes entre funcionarios de educación del estado y abogados de derechos civiles que habían impugnado una ley estatal que los críticos apodaron “No digas gay”.

El acuerdo aclara lo que está permitido en las aulas de Florida tras la aprobación hace dos años de la ley, la cual prohíbe la instrucción sobre orientación sexual e identidad de género en los primeros años escolares. Los opositores dijeron que la ley había creado confusión sobre si los maestros podían identificarse como LGBTQ+ o si incluso podían tener calcomanías de arco iris en las aulas.

Otros estados utilizaron la ley de Florida como modelo para aprobar prohibiciones a la enseñanza en las aulas acerca de identidad de género u orientación sexual. Alabama, Arkansas, Indiana, Iowa, Kentucky y Carolina del Norte son algunos de los estados que cuentan con versiones de la ley.

Según los términos del acuerdo, el Consejo de Educación de Florida enviará instrucciones a todos los distritos escolares, diciéndoles que la ley de Florida no prohíbe hablar de las personas LGBTQ+, ni impedir normas contra el acoso por motivos de orientación sexual e identidad de género, ni desautorizar a grupos de Alianza Gay-Heterosexual. El acuerdo también explica que la ley es neutral —lo que significa que lo que se aplica a las personas LGBTQ+ también se aplica a las personas heterosexuales— y no es aplicable a los libros de la biblioteca que no se utilicen para la docencia en las aulas.

La ley tampoco se aplica a libros con referencias incidentales a personajes LGBTQ+ o parejas del mismo sexo, “ya que no constituyen enseñanza sobre orientación sexual o identidad de género, como tampoco un problema de matemáticas que pide a los estudiantes que sumen canastos de manzanas representa una enseñanza sobre el cultivo de manzanas”, según el acuerdo.

“Lo que hace este acuerdo es restablecer el principio fundamental, con el que espero que estén de acuerdo todos los estadounidenses, de que todos los niños de este país tienen derecho a una educación en una escuela pública donde se sientan seguros, se respete su dignidad y se acoja a sus familias y padres”, declaró en una entrevista Roberta Kaplan, abogada principal de los demandantes. “Esto no debería ser algo controvertido”.

En un comunicado, la oficina del gobernador de Florida, Ron DeSantis, describió el acuerdo como “un gran triunfo”, al quedar intacta la ley conocida formalmente como Ley de Derechos de los Padres en la Educación.

“Luchamos duro para asegurar que esta ley no pudiese ser denostada en la corte, como lo fue en el ámbito público por parte de los medios de comunicación y grandes corporaciones”, dijo Ryan Newman, abogado del estado de Florida. “Obtuvimos la victoria, y las aulas de Florida seguirán siendo un lugar seguro bajo la Ley de Derechos de los Padres en la Educación”.