Advertisement

El presidente, Donald Trump, de perfil sobre la bandera norteamericana, mira a los ojos al líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, rodeado de la bandera de su propio país. Encima de ambos está escrito “Diálogo de paz”, en inglés y coreano. Y ha sido creada para venderse.

Es la moneda conmemorativa del anticipado encuentro entre ambos líderes, el cual podría ser pospuesta en medio de un cambio de actitud por parte del país asiático. Pero siempre quedará la moneda.

Advertisemen

Miembros de la Agencia de Comunicaciones de la Casa Blanca (WHCA, en inglés), parte del vasto equipo de comunicaciones que apoya al mandatario, crearon la moneda para honrar el anticipado diálogo, como lo han hecho con otros viajes del presidente. Pero este añun no se ha llevado a cabo y la moneda causó controversia al ser difundida su imagen, entre otras cosas porque aparecen en ella la imagen de Kim y se refiere a él como “líder supremo”, lo cual no corresponde a su posición oficial en Corea del Norte, según el periódico The Guardian.

“Desde 2003, miembros del WHCA han ordenado un número limitado de monedas de recuerdo de viajes, diseñadas y manufacturadas comercialmente para su compra. Estas monedas son diseñadas y manufacturadas por un productor norteamericano. Estas monedas de recuerdo son ordenadas sólo después de anunciarse oficialmente un viaje. La Casa Blanca no tuvo injerencia en el diseño o la manufactura de la moneda”, dijo el Secretario de Prensa adjunto de la Casa Blanca, Raj Shah.

Hace una semana Corea del Norte amenazó con cancelar la cumbre entre Kim y Trump, prevista para el 12 de junio en Singapur. Hoy mismo, el presidente declaró que la cumbre podría posponerse.

“Puede que no salga adelante lo del 12 de junio”, dijo Trump en declaraciones a los periodistas al recibir en la Casa Blanca al presidente surcoreano, Moon Jae-in, aunque agregó que cree que Kim habla “en serio” cuando asegura estar dispuesto a avanzar hacia la desnuclearización.