EEUU mantendría límite de refugiados admitidos en 125.000 para el siguiente año fiscal

0
105
Migrantes que cruzaron el río Bravo e ingresaron a Estados Unidos desde México se forman para ser procesados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, el 23 de septiembre de 2023, en Eagle Pass, Texas. (AP Foto/Eric Gay, Archivo)

(AP) — El gobierno del presidente Joe Biden previsiblemente mantendrá el límite de refugiados admitidos por el país en 125.000 para el próximo año fiscal, el cual inicia el domingo.

Los representantes demócratas Pramila Jayapal y Jerrold Nadler señalaron en un comunicado que el gobierno mantendrá intacto el límite. El gobierno consulta la cifra con el Congreso. Dos funcionarios federales, que hablaron bajo condición de anonimato a fin de revelar la decisión antes de un anuncio formal, confirmaron que se tiene previsto que el límite permanezca en 125.000.

El límite es el objetivo de cuántos refugiados de todo el mundo pretende admitir Estados Unidos en cierto año, pero no necesariamente significa que reciba a tantos. Hasta finales de agosto, el país había admitido únicamente a unos 51.000 de los 125.000 posibles para el año fiscal actual.

Sin embargo, activistas por los refugiados han destacado que incluso esa cifra representa un enorme incremento respecto a los niveles en que se encontraba el programa hacia el final de la presidencia de Donald Trump, y han elogiado las medidas tomadas por el gobierno para reconstruir el programa.

El presidente decide el límite de refugiados cada año y firma una declaración en la que detalla de qué regiones del mundo vendrán.

“El gobierno de Biden está demostrando su compromiso con el papel de Estados Unidos en la protección de refugiados vulnerables al mantener un límite de refugiados de 125.000 para el año fiscal 2024”, señala el comunicado de Jayapal y Nadler. Los legisladores también elogiaron al gobierno por su intención de reubicar a más refugiados del Hemisferio Occidental, pero no dieron a conocer un desglose de esas cifras.

Durante décadas, Estados Unidos admitió a más refugiados cada año que el resto de los países combinados. Sin embargo, Canadá lo rebasó en 2018.

Las admisiones bajo el programa alcanzaron su mínimo histórico de 11.411 llegadas en 2021. Pero este año se ha registrado un incremento en el número de refugiados admitidos en Estados Unidos luego de las gestiones del gobierno para reforzar el personal y realizar más viajes a países extranjeros para entrevistar a posibles refugiados.

El estatus de refugiado es distinto a los demás tipos de protección, como el asilo, los permisos condicionales humanitarios o el Estatus de Protección Temporal (TPS por sus iniciales en inglés).

Para ser admitidos como refugiados, las personas deben vivir en el extranjero. Por lo general son referidos al Departamento de Estado por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados y posteriormente funcionarios federales los entrevistan y examinan mientras siguen en el extranjero. Para solicitar asilo, una persona debe estar en territorio estadounidense.

La decisión sobre el límite de refugiados para el próximo año se produce mientras Estados Unidos registra un número sin precedente de migrantes que se presentan en la frontera sur, muchos de ellos con la esperanza de pedir asilo en el país.

El gobierno federal ha utilizado distintas vías, como los permisos condicionales humanitarios o el TPS, para admitir a las personas en el país o permitirles que permanezcan una vez que llegan. Apenas la semana pasada, el presidente extendió el TPS para casi 500.000 venezolanos que ya se encuentran en Estados Unidos. Además, el gobierno ha admitido a decenas de miles de ucranianos que huyen de la invasión rusa y a afganos traídos vía aérea desde Afganistán con permisos condicionales humanitarios.

Pero los activistas han argumentado a menudo a favor de un mayor uso del sistema de refugiados, en buena parte porque les brinda a los recién llegados una vía a largo plazo hacia la naturalización. Las personas admitidas con permisos condicionales humanitarios, por ejemplo, sólo pueden permanecer en el país durante dos años.

Algunos defensores de los refugiados han estado presionando para que se establezca un límite un poco más alto. El Refugee Council USA, que representa a casi 40 grupos defensores de refugiados, ha buscado que se establezca un tope de 135.000, con un objetivo mucho más ambicioso de 200.000 para el ejercicio fiscal 2026.