Advertisement

¿Cómo influye en nuestra personalidad?

Existen varias teorías con un enfoque social, la cual explica la importancia del ambiente en el desarrollo del individuo, inclusive este factor es considerado por los sociólogos de mayor influencia que los aspectos personales e individuales. Sin embargo algunas teorías enfocadas en el individualismo contradicen la perspectiva totalitaria social, porque explican que la personalidad es un conjunto de elementos psicológicos, biológicos  y sociales. Sin quitar importancia al factor ambiental, ubican a los deseos, anhelos, motivaciones, visualizaciones, carácter, etc.,    como parte fundamental y de mucha importancia de igual manera que el aspecto social. Por esta razón el ambiente de una u otra forma juega un papel relevante en la formación de las personalidades.

Advertisemen

¿Cómo funciona esto?

Validando que el ambiente influye en la formación de las personalidades, podemos entonces considerar al primer centro de modelado; como el  hogar, de aquí parten o se inician algunas complicaciones  emocionales del comportamiento y por ende de la personalidad. Es decir un niño o niña nacen con ciertos aspectos innatos, sanos, nuevos, sin temores, sin frustraciones, etc.,  pero que según sea el hogar, las interacciones, los afectos, los vínculos, las comunicaciones, las experiencias, el apoyo familiar, la comprensión, la atención,  el respeto, etc., esto va de una u otra manera a cambiar o a incorporar percepciones regulares o irregulares, es decir que el ambiente va formando o moldeando la personalidad de un individuo dependiendo de las circunstancias externas e internas.  Me refiero a la existencia de un ambiente sin excesos; ni obsesivamente limpio, ni tampoco desorganizado  o con poco aseo (balance).

Dependiendo de esto el niño o niña aprenderá a dirigir sus próximos ambientes en sus procesos de desarrollo.  De cómo se hable o comuniquen en casa dependerá el éxito o el fracaso de las relaciones sociales en el futuro (escuela, comunidad, trabajo) del menor de edad. Si en casa se grita, se ofende y se pone en evidencia la hostilidad, el machismo, la discriminación, el odio, la venganza y la violencia, entonces ese ambiente estará formando personalidades déspotas, prepotentes, dictatoriales, desconsideradas, altaneras, personalidades que interactúan basadas en las humillaciones y el abuso hacia el prójimo. Recordemos que en la forma de crianza esta las consecuencias de los comportamientos en el futuro. Algunos padres nos preguntamos porque estas conductas inapropiadas  en mis hijos y la respuesta esta hay mismo, en su hogar, en cómo fue ese ambiente primario, así como también el barrio, la cultura, la religión, la escuela, etc. Ella o él menor de edad solo está respondiendo a lo que aprendió, así de simple.

Las estadísticas y los estudios no mienten ni fallan, las evidencias son comprobables para ser analizadas. Estas investigaciones nos demuestran muy claramente que los niños o niñas con dificultades de comportamiento tuvieron hogares disfuncionales, “donde había de todo” menos amor, comunicación efectiva, respeto, tiempo para compartir, demostraciones de afectos, unión familiar, apoyo, colaboración, democracia, flexibilidad, acuerdos, tolerancia, planes de vida, espiritualidad, organización, aseo, negociaciones, etc.

¿Qué podemos hacer?

La ciencia cada vez más y más se va dando cuenta que el aspecto familiar y las relaciones primarias en los individuos son fundamentales para las personalidades sanas o enfermas. Detrás de un asesino, un psicópata, un criminal, un agresor, un abusador, un perverso, existe grandes porcentajes de influencia familiar específicamente materna y paterna (considerando además algunas dificultades a nivel neurológico), es decir traumas que marcaron  para siempre las precepciones con respecto a  interactuar en sociedad. Entendiendo todo este proceso; es importante revisar en que clase de familia estamos formando a nuestros hijos o hijas, en hogares permisivos, democráticos o dictatoriales. Solamente existen dos maneras de dirigir a nuestros hijos; por medio del amor o por medio del miedo, por medio del amor obtendrá buenos resultados y por medio de la violencia creando miedo, solo obtendrá consecuencias nefastas y dañinas en la formación de personalidades. Evalué su ambiente ahora en el presente y haga los cambios necesarios para que usted obtenga resultados óptimos en el futuro, estoy seguro que su psicoterapeuta preferido le ayudara en su proyecto de vida y amor.

Para preguntas, opiniones, sugerencias, petición de temas y comentarios; jalfredoec@yahoo.com