El éxito está en el balance de comer saludable y hacer los ejercicios apropiadamente

0
73

La evidencia de miles de informes médicos y de historias indican que la mala alimentación y el sedentarismo propician insomnio, enfermedades del corazón, diabetes, trastornos de hígado, endurecimiento de arterias, arterioesclerosis y todas las enfermedades generativas de la vejez, temáticas que se evaluarán en próximos artículos.

Según estadísticas de muchas compañías de países primer mundistas, seis de cada diez personas son obesas, aspecto que limita la aceptación de estos individuos para muchos trabajos, tareas y facilidades para enfrentar la vida cotidiana.

Al respecto, si se tuviera dudas, preguntar a cualquier experto de recursos humanos si el obeso tiene menos oportunidad de trabajo, o con qué frecuencia visita el doctor, o se medicamenta con fármacos, o simplemente investigue sobre las primas de seguros médicos, restricciones para asientos de pasajeros, entre otros, y se comprobará que son mayores y más costosos.

Hay muchos métodos sobre todo de adelgazamiento que constantemente vemos anunciados por los medios de difusión masivos, pero, como norma general son muy arriesgados para la salud, ya que se basan en pérdidas rápidas en la unidad de tiempo.

Sin embargo, lo recomendable para minimizar los riesgos para la salud al reducir peso será suficiente no más de dos libras por semana y, a modo de ejemplo, considerar quemar aproximadamente unas 500 calorías más que las que se ingieren cada día al comer saludable y por supuesto, hacer los ejercicios apropiadamente de modo que se pueden perder de 450 a 900 gramos, o sea de 1 a 2 libras a la semana.

Pero la clave está en concebir ese hábito de por vida, a través del convencimiento de tomar conciencia del peso necesario según las tablas de los percentiles pre establecidos de peso y tallas por edades, lograrlo y mantenerlo. Sin duda alguna, es difícil y requiere de una extraordinaria disciplina y perseverancia, ya que los resultados se alcanzan a largo plazo.

Las estadísticas de las Naciones Unidas constatan un promedio de consumo de 147 libras de azúcar per cápita hombre al año fundamentalmente a través del consumo de dulces, chicles y caramelos, como uno de los mayores enemigos de nuestro organismo, claramente advertido como prevención de muchas enfermedades y entre ellas, evitar células cancerígenas, y que, por tal motivo, una de las primeras medidas está en suspender el consumo de estas golosinas y las sodas entre otras.

Uno de los pasos de mayor importancia se manifiesta a la hora de la compra selectiva de alimentos por el beneficio nutritivo, de modo que se tenga en casa los insumos alimenticios necesarios y de buenos componentes nutritivos a fin de realizar una alimentación equilibrada. Tenga en la despensa y el refrigerador de su cocina solo los buenos alimentos de modo que cuando la gula acuda a su ansiedad de comer, solo tendrá a su alcance comida saludable.

Pero el régimen alimenticio se debe complementar con la voluntad de hacer ejercicios frecuentemente y mucho mejor si se hace cotidianamente considerados ambos como una parte inseparable, de modo que se consoliden en hábitos y costumbres a tales efectos.

Entonces, revisar las actividades más significativas del día a fin de tomar ventajas en las labores que son priorizadas y reservar un tiempo disponible de al menos una hora tres veces a la semana, para realizar algún tipo de ejercicios físicos o deportiva que garantice liberar energías.

Aun no se ha descubierto un medicamento, ni cirugías que consigan reducción de peso sin riesgos a la salud y mucho menos garanticen hábitos para mejorar y mantener el peso corporal deseado, ya que sólo el éxito está en comer saludable y hacer ejercicios correctamente según las propias necesidades de cada individuo como actitud cotidiana de por vida, convenciéndose que es la mejor medicina preventiva.

De hecho en próximos artículos profundizaremos cómo evitar o aliviar determinados problemas de salud como el insomnio, cardiovasculares, diabetes, trastornos de hígado, endurecimiento de arterias, arterioesclerosis entre otros.

En resumen, el éxito está en el balance de comer saludable y hacer los ejercicios apropiados cotidianamente, de tal modo que, se reducirán los riesgos de contraer enfermedades, se ganará energía y actitud positivamente mental para enfrentar eficientemente la vida.

Las puertas de Calvet Personal Training LLC, institución dedicada a la salud, están abiertas para contagiarse con los buenos hábitos dirigidos hacia una mejor calidad de vida.

Visítenos en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, Fl, 33405, con una previa cita a través del 561-512-9081, o vía info@calvetpersonaltraining.com incluso usando nuestra página web
www.calvetpersonaltraining.com

Artículo en idioma inglés, clic siguiente link:

bit.ly/3Dio8ph