Advertisement

Ron DeSantis ha logrado hoy la nominación como candidato republicano a gobernador de Florida en las elecciones de noviembre, tras lograr el apoyo tanto en mítines como a través de la red social Twitter del presidente, Donald Trump.

Ha derrotado al comisionado de Agricultura, Adam Putnam, favorito de los líderes republicanos estatales, que pese a no gozar del respaldo de Trump sí había intentado jugar algunas de sus cartas, atacando a la prensa y publicitando su apoyo a la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

Advertisemen

En el pasado, sin embargo, Putnam había mostrado sus reticencias públicamente sobre Trump, de forma que la victoria de DeSantis refuerza al presidente dentro del universo republicano.

Entre los demócratas, Andrew Gillum, alcalde de Tallahassee y respaldado por el senador Bernie Sanders, ha derrotado a la ex congresista Gwen Graham como candidato a gobernador, dejando en el camino además al ex alcalde de Miami Beach Phil Levine y al inversor inmobiliario Jeff Greene.

Gillum era la opción más a la izquierda frente a Graham, respaldada por los demócratas más pragmáticos. Sólo gastó 6,5 millones de dólares en su campaña, frente a los 38 millones de Greene o los 29 millones de Levine.

El aún gobernador, Rick Scott, ha ganado con facilidad su primaria para ser el candidato al Senado en noviembre. Se enfrentará al demócrata Bill Nelson, que lleva tres mandatos en el Senado, en una de las pugnas que se esperan más competidas.