El gobierno británico autoriza venta del club Chelsea

0
54
El empresario estadounidense Todd Boehly asiste a un partido de Premier League entre el Chelsea y el Watford en el estadio de Stamford Bridge en Londres, el domingo 22 de mayo de 2022. (AP Foto/Alastair Grant)

(AP) — Los 19 años de Roman Abramovich como propietario del Chelsea se acercaban a su fin después de que el gobierno británico autorizara la venta del club de Premier League del sancionado oligarca ruso a un consorcio liderado por el copropietario de los Dodgers de Los Ángeles Todd Boehly.

El gobierno tenía que asegurarse de que Abramovich, sancionado por sus lazos con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, no se beneficiaba de la venta forzosa del club, que su inversión convirtió en uno de los más exitosos del fútbol europeo.

El actual campeón del Mundial de clubes de la FIFA y campeón de Europa de 2021 se venderá por 2.500 millones de libras (3.100 millones de dólares), el precio más alto de la historia por un equipo deportivo, una vez dé su visto bueno la Premier League.

El Chelsea opera bajo una licencia del gobierno después de que los activos de Abramovich quedaran congelados en marzo. La licencia expira el 31 de mayo.

“Tras una extensa labor, estamos satisfechos de que todos los beneficios de la venta no beneficiarán a Roman Abramovich ni a ninguna otra persona sancionada”, indicó el gobierno británico en un comunicado publicado el miércoles. “Ahora iniciaremos el proceso de asegurar que los beneficios de la venta se emplean para causas humanitarias en Ucrania y apoyar a las víctimas de la guerra”.

“Los pasos tomados hoy asegurarán el futuro de este importante activo cultural y protegerán a los aficionados y a la comunidad del fútbol en su conjunto”, añadió el comunicado.

El disputado proceso de venta comenzó tras la invasión rusa en Ucrania hace tres meses y el grupo de Boehly tuvo que garantizar una inversión de 1.750 millones de libras (2.200 millones de dólares) en el equipo para ser elegidos como nuevos propietarios.

El Chelsea ya había aceptado este mes un acuerdo con el consorcio en el que participan Boehly; el propietario principal de los Dodgers, Mark Walter; el multimillonario suizo Hansjorg Wyss, y la firma de inversión Clearlake Capital.

Los aficionados del Chelsea se han acostumbrado a un generoso financiamiento en los 19 años con Abramovich, con un gasto neto de más de mil millones de dólares en jugadores que han ayudado a que el equipo gane 21 trofeos.

Abramovich, que no ha condenado la guerra, ha dicho que cancelaría préstamos por valor de más de 1.500 millones de libras (1.900 millones de dólares) al Chelsea, pero la operación se ha visto complicada por las sanciones impuestas por el gobierno británico.

La capacidad del Chelsea de vender entradas y comprometerse a nuevos gastos en jugadores se ha visto limitada por las sanciones.

Al margen de las maniobras fuera de la cancha, la certeza es que el Chelsea disputará la Liga de Campeones la próxima temporada tras terminar tercero en la Premier League el pasado domingo. El equipo femenino hizo un doblete de liga y copa con un plantel financiado por inversiones de Abramovich.

Cuando Abramovich compró el club en 2033, el Chelsea había ganado el torneo masculino sólo una vez, en 1955. Gracias a caros fichajes, el club ganó la Premier League dos años más tarde y ha sumado otros cuatro títulos de la liga inglesa desde entonces, el último en 2017.

Stamford Bridge necesita inversiones. El Chelsea tiene el estadio más pequeño y anticuado de los clubes líderes de la Premier, y Abramovich congeló los planes de renovar el recinto de 41.000 localidades en 2018 cuando se agravaron las tensiones diplomáticas entre Moscú y Londres.

Los 3.100 millones de dólares por el Chelsea dejan pequeños los 2.300 millones de dólares pagados en 2018 por los Panthers de Carolina, un equipo de NFL.

Además de ser copropietario de los Dodgers de la MLB, Boehly también tiene participaciones minoritarias en los Lakers de Los Ángeles, de la NBA, y las Sparks de Los Ángeles, de la WNBA.