Advertisement

A pesar que la opinión pública está expectante de las investigaciones del FIB sobre acoso sexual del candidato del presidente Donald Trump a la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, el líder del partido republicano anunció lo que analistas pronostican como un grave error con miras a las elecciones de Congreso.

Mitch McConnell, El líder de la mayoría republicana del Senado,anunció este lunes que el voto de confirmación sobre el nominado al Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh, será esta semana, y restó importancia a las acusaciones de abuso sexual que pesan en su contra.

Advertisemen

Pese a que el FBI está investigando los presuntos episodios de abuso, y el presidente Donald Trump dijo que estaba dispuesto a una revisión exhaustiva de cualquier asunto relacionado con el juez, McConnell insistió hoy en el pleno del Senado en que la Cámara alta votará sobre la nominación de Kavanaugh en los próximos días.

“Votaremos esta semana”, dijo McConnell, mientras arremetía contra los demócratas, acusándoles de alimentar una caza de brujas contra el juez.

“Están comprometidos a retrasar, obstruir y resistirse a esta nominación con todo lo que tienen. Simplemente quieren retrasar este asunto después de las elecciones”, aseguró.

McConnell acusó a los demócratas de usar tácticas de la época del senador Joseph McCarthy en la década de los 50 del siglo pasado, conocida por las prácticas de persecución política, para atacar a Kavanaugh, quien la semana pasada protagonizó una audiencia ante los senadores donde hizo una dura y, a veces agresiva, defensa de su inocencia, interrumpiendo con exabruptos a los legisladores.

Esas declaraciones provocaron el rechazo del líder demócrata del Senado, Charles Schumer, quien apuntó hoy que Kavanaugh sonaba más como un legislador republicano en el Congreso que como alguien que pedía ser nombrado para la corte más alta de la nación.

“Es bastante claro a partir del testimonio del jueves que el juez Kavanaugh alberga profundos resentimientos partidistas. Ese no es el tipo de justicia que necesitamos en la Corte Suprema“, aseveró.

Schumer señaló específicamente una parte de la declaración inicial de Kavanaugh, donde dijo que las acusaciones en su contra son parte de una “venganza en nombre de los Clinton”.

Kavanaugh vinculó las acusaciones de abuso sexual tanto a la derrota electoral de Hillary Clinton frente el actual presidente Donald Trump en los comicios de 2016, así como por el trabajo que él mismo desempeñó en la investigación en el caso Lewinsky.

Los republicanos retrasaron este viernes el voto final de confirmación sobre el aspirante al Supremo después de escuchar las declaraciones de Christine Blasey Ford, la primera mujer en acusar a Kavanaugh de abusos sexuales cuando era joven, algo que ha elevado la tensión entre la opinión pública.

Además de Ford, al menos otras dos mujeres han denunciado públicamente haber sido víctimas de conductas sexuales inapropiadas por parte del juez.