El Madrid somete 3-1 al Barcelona y recupera la cima

0
71
Federico Valverde celebra con su compañero Karim Benzema (derecha) tras anotar el segundo gol del Real Madrid contra el Barcelona en La Liga española, el domingo 16 de octubre de 2022. (AP Foto/Manu Fernández)

(AP) — Carlo Ancelotti aprendió la lección, y el Real Madrid salió victorioso del primer clásico de la temporada.

Tras una humillante derrota 4-0 como local ante el Barcelona, el técnico del Madrid no arriesgó con cambios en el planteamiento táctica y los merengues se impusieron el domingo 3-1 para recuperar el liderato de La Liga española.

Fue otro duro golpe para el Barça, apenas cuatro días después que el club catalán quedó al filo de la eliminación en la fase de grupos de la Liga de Campeones por segunda edición consecutiva.

Ancelotti decidió poner a Luka Modric como falso nueve en el ataque en el más reciente encuentro entre los acérrimos rivales. Los azulgranas acabaron arrasando en su visita al estadio Santiago Bernabéu.

“Esta vez no inventé nada, jugó cada uno en su sitio y todos lo hicieron muy bien”, dijo Ancelotti. “También Modric, espectacular en el medio”.

Los goles de Karim Benzema y Federico Valverde en el primer tiempo y un penal convertido por Rodrygo en el comienzo de los descuentos decretaron el triunfo merengue. Fue el sexto triunfo del Madrid en los últimos siete clásicos.

Los campeones vigentes golpearon temprano con el tanto de Benzema a los 12 minutos. El delantero francés acabó con un largo ayuno goleador, al beneficiarse de un rechace del arquero Marc-André ter Stegen a una incursión de Vinicius Junior para rematar a placer, colando el balón entre dos zagueros.

Valverde volvió a mostrarse como un gran rematador desde larga distancia para ampliar la ventaja. El uruguayo se animó con un derechazo rasante desde la medialuna para el 2-0 a los 35 minutos.

“Trabajamos bien como equipo, supimos defender y sufrir”, dijo Valverde. “Trabajamos bien defensiva y ofensivamente y supimos aprovechar los espacios”.

Ferran Torres le puso emoción al tramo final al descontar para el Barça a los 83, con un disparo hacia el segundo poste tras una diagonal de Ansu Fati.

Pero el ímpetu de remontada del Barça se diluyó cuando el árbitro José María Sánchez recibió una llamada desde la sala del VAR para revisar un pisotón en el área de Eric García sobre Rodrygo. El mismo ariete brasileño se encargó de transformar la pena máxima y firmó su cuarto tanto del torneo.

“Estamos felices por la victoria, por el partido que hemos hecho”, dijo Modric. “Queremos agradecer a la gente por el ambientazo que han creado hoy. “Sabíamos que iba a llegar un tiempo en el partido donde íbamos a tener que sufrir, porque ellos manejan bien el balón y ahí es donde tenemos que defender fuerte y sufrir y lo hemos hecho”.

La victoria dejó al Madrid con 25 unidades y una diferencia de tres puntos sobre el conjunto catalán en la clasificación. Los clásicos rivales amanecieron empatados en puntos, con los azulgranas al frente por una mejor diferencia de gol.

La derrota del domingo cerró una semana aciaga para el Barcelona. El equipo de Xavi Hernández venía de empatar 3-3 en casa con el Inter de Milán para quedar con un pie afuera de la Liga de Campeones a falta de dos jornadas en la fase de grupos.

“El Real Madrid nos ha ganado en madurez y en saber competir, tengo la sensación de que hemos competido peor que ellos, que saben muy bien qué hacer en cada momento”, dijo Xavi.

Benzema, quien se perdió cuatro partidos en todas las competiciones por una lesión, volvió a celebrar un tanto por primera vez desde su doblete de la tercera jornada ante el Espanyol. El ariete francés — principal favorito para ser condecorado el lunes con el Balón de Oro como el mejor futbolista de la pasada temporada pasada — ahora cuenta con cuatro tantos en el torneo doméstico y cinco en todas las competencias.

A lo largo del torneo, el Barcelona apenas había encajado un tanto, pero su defensa padeció frente al dinamismo del Madrid. Ello quedó evidenciado cuando Valverde se encontró sin marca para sacar el disparo con el que llegó a cuatro tantos en el torneo.

“Me preocupa que no hemos estado a nuestro nivel”, dijo Xavi. “Nos ha ganado un gran equipo, al que no le importa encerrarse y jugar al contragolpe. Estamos muy decepcionados y muy tristes, estamos en una dinámica negativa y hay que cambiarla ya, son sólo tres puntos y la liga es muy larga”.