Advertisement

El papa Francisco nombró hoy una comisión para estudiar la posibilidad de permitir que las mujeres sean diaconisas, una cuestión que divide a la iglesia y que supondría un giro histórico para la institución. La comisión está formada 13 personas, siete hombres y seis mujeres, y estudiará en especial el papel de las mujeres que ejercieron está función durante los primeros años de la Iglesia Católica.

Los diáconos son el primer peldaño de la jerarquía católica y aunque pueden pronunciar sermones durante la misa y oficiar bautizos, bodas y funerales, no están autorizados a celebrar la eucaristía o a confesar a los fieles, como los sacerdotes.
Los defensores de la medida argumentan que las mujeres están subrepresentadas dentro de la Iglesia y que no existe ningún obstáculo teológico para que vuelven a ejercer una función que ya tuvieron en los orígenes del cristianismo.

Advertisemen

El papa Francisco crea una comisión de estudio sobre diaconisas