El papel de Megan Rapinoe está evolucionando a medida que EE. UU. se prepara para defender el título en la Copa Mundial Femenina

0
79

(AP) — El papel de Megan Rapinoe está cambiando mientras Estados Unidos se prepara para la Copa Mundial Femenina.

La franca mujer de 37 años, conocida por sus colores de cabello de huevos de Pascua y la icónica pose de victoria que adoptó en la Copa Mundial de 2019, es la jugadora de mayor edad en el equipo ahora, por lo que el cambio era inevitable de cara al torneo que comienza el próximo mes en Australia y Nueva Zelanda.

“Ella ciertamente va a tener diferentes tipos de minutos. Pero su papel, primero desde el punto de vista del liderazgo, es muy importante, pero también su desempeño en el campo es muy valioso para nosotros”, dijo el entrenador Vlatko Andonovski.

Rapinoe se ha estado recuperando de una aparente lesión en la pantorrilla que sufrió el 10 de junio mientras jugaba para el equipo de su club, OL Reign, en la Liga Nacional de Fútbol Femenino. Pero ella no espera que la detenga.

“Fue un momento bastante menor, no sorprendente, pero así es la vida de un atleta. No es nada que me preocupe para el comienzo del torneo”, dijo Rapinoe el martes en el día de prensa del equipo. “Tenemos un poco de tiempo y tendremos bastante tiempo en Nueva Zelanda antes de que realmente nos pongamos en marcha. Me siento bien, los entrenamientos van bien y tengo muchas ganas de volver a salir”.

Rapinoe, cuyo cabello ahora es de un azul verdoso brillante, no ha jugado para el Reign desde la lesión, probablemente por precaución. Su compañera de equipo de Reign, la mediocampista Rose Lavelle, también ha estado fuera desde abril debido a una lesión en la rodilla.

Cuando anunció su lista para la Copa del Mundo la semana pasada, Andonovski dijo que espera que tanto Rapinoe como Lavelle jueguen cuando Estados Unidos reciba a Gales en San José el 9 de julio, antes de que el equipo parta hacia su campamento en Nueva Zelanda.

Rapinoe ha sido durante mucho tiempo una parte fundamental del equipo.

En la Copa del Mundo de 2019 en Francia, Rapinoe anotó seis goles en el transcurso del torneo, incluido un penalti en la victoria por 2-0 sobre Holanda en la final. También terminó con tres asistencias y se llevó la Bota de Oro y el Balón de Oro a la mejor jugadora global.

Rapinoe jugó por primera vez para la selección absoluta de EE. UU. en 2006. Ha ganado dos títulos de la Copa Mundial Femenina y una medalla de oro olímpica con Estados Unidos. También se llevó a casa el Balón de Oro y los premios a la Mejor Jugadora de la FIFA, los principales honores individuales del juego, por su juego en 2019.

El año pasado, recibió el honor civil más alto de la nación, la Medalla Presidencial de la Libertad.

“Primero, es una jugadora increíble, así que en el campo ya sabes dónde debe estar el nivel y cosas así. Y fuera del campo, es muy divertida y me hace sentir cómoda a pesar de que soy muy joven y ella es mucho mayor que yo”, dijo la delantera Alyssa Thompson, a los 18 años, la jugadora más joven en la lista.