El Seguro de Salud

El Seguro de Salud: Creer que se puede…

 

Hace aproximadamente seis años que los más pobres (gran parte de la clase media en nuestra nación, que se precia de ser la más  rica y poderosa del mundo) no tenían forma alguna de poder costear un plan de seguros que le diera acceso a los servicios más fundamentales de salud.

Los seguros de salud eran tan caros y ofrecían beneficios tan incompletos en ese entonces, que “llovían” los casos en que una enfermedad catastrófica o una hospitalización prolongada eran causa suficiente para que un ser humano y/o su familia tuvieran que enfrentar la bancarrota.

En adición a esos casos trágicos, personas con condiciones pre-existentes eran rechazadas por las aseguradoras, aún en casos en que habían sido asegurados por las mismas, antes de que la condición surgiera. De momento, una persona hasta entonces saludable, al tratar de renovar su cubierta después de habérsele descubierto una condición de salud  “permanente” , o se le requería pagar una prima excesiva por su condición ahora catalogada como “pre-existente” o sencillamente era descartado por la aseguradora, perdiendo su cubierta de salud completamente.

PROHIBIDO OLVIDAR HERMANOS,  ese era el estado de las cosas antes de que el Presidente Obama fuese electo en las elecciones de 2008.

También tenemos la obligación de recordar que durante todo la campaña política previa a las elecciones de 2008, el ofrecimiento principal del entonces candidato, Barack Obama, fue el de resolvernos los grandes problemas económicos que nos causaban los seguros de salud, y su promesa de crear un sistema de salud costeable para todos nosotros donde nadie pudiese ser rechazado por motivo alguno. 

La  Ley del Plan Costeable de Salud (Affordable Health Care Act) fue aprobada por el Congreso, firmada por el Presidente y ratificada por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos inmediatamente antes de las elecciones del 2012 en las cuales nuestro presidente fue re-electo por el pueblo, ratificando así el apoyo popular al plan costeable de salud.

La oposición Republicana a esta Ley ha sido de tal magnitud que corrieron la últimas elecciones principalmente montados en la plataforma de que dicha Ley sería abolida por ellos el primer día de la juramentación de su candidato a presidente, si éste triunfaba en las elecciones… y  PERDIERON.

Ahora nos toca a nosotros, jóvenes y adultos completar nuestra aspiración de tener servicios de salud a un costo que sea justo para todos. No podemos olvidar como eran las cosas antes de esta Ley  de modo que sostengamos el compromiso de hacerla funcionar. No nos podemos rendir ahora, la salud nuestra,  de nuestros hijos y de las generaciones futuras está en juego.

Los que no puedan registrarse a través de www.healthcare.gov, háganlo llamando al 1-800-318-2596.

Ya nuestra familia lo hizo… y se puede.  El movimiento hermanos, se demuestra andando.

El Seguro de Salud

 

Similar Articles

Comments

Noticias recientes