Es hora de prepararse para la temporada de huracanes 2023 en el Atlántico

0
73
Mike Brennan, director del Centro Nacional de Huracanes, hace declaraciones durante una conferencia de prensa en Miami, el miércoles 31 de mayo de 2023. (AP Foto/Marta Lavandier)

(AP) — Es hora de que los habitantes de la costa sureste de Estados Unidos se aseguren de estar preparados para la temporada de huracanes 2023 en el Atlántico que da inicio el jueves.

Los meteorólogos pronostican una temporada “casi normal”, pero Mike Brennan, director del Centro Nacional de Huracanes (NHC por sus siglas en inglés), subrayó el miércoles en conferencia de prensa que nada es realmente normal cuando hablamos de huracanes.

“Una temporada normal podría sonar bien si se le compara con algunas temporadas de huracanes de los últimos años”, comentó. “Pero no hay nada bueno en una temporada casi normal de huracanes en cuanto a actividad”.

___

¿SERÁ INTENSA LA TEMPORADA DE HURACANES 2023 EN EL ATLÁNTICO?

Incertidumbre es la palabra clave, dijo Brennan.

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés) pronosticó a finales de mayo que existían 40% de probabilidades de que la temporada de huracanes 2023 fuera casi normal, 30% de que sea más activa de lo normal —es decir: más tormentas de lo usual— y 30% por debajo de lo normal.

“Así que prevemos una intensa temporada con de 12 a 17 tormentas con nombre”, indicó Brennan, y agregó que de cinco a nueve de ellas podrían convertirse en huracanes, y que de éstos, entre uno y cuatro podrían ser de categoría 3 o mayor.

“Basta con que una sola tormenta pegue donde vives para que se te convierta en una temporada intensa”, apuntó.

___

¿QUÉ NOVEDAD HAY ESTA TEMPORADA?

Para este año, el NHC desarrolló un nuevo modelo de marejadas ciclónicas que —según Brennan— “ayuda a pronosticar marejadas ciclónicas con 72 horas de anticipación a la llegada de la tormenta”, lo que permite transmitir a las autoridades de emergencia información para salvar vidas y para que decidan órdenes de evacuación.

Además, los pronósticos de clima tropical se ampliaron de cinco a siete días, lo que da a los residentes “una ventaja adicional” para que tomen decisiones sobre si evacuan sus casas antes de una tormenta, dijo Brennan.

___

¿QUÉ ES EL NIÑO? ¿CÓMO AFECTARÁ LA TEMPORADA?

El Niño es un fenómeno climático temporal en el océano Pacífico que ocurre cada determinado número de años y cambia los patrones del clima a nivel mundial.

Por lo general, el Atlántico es más tranquilo y registra menos tormentas cuando coincide con El Niño. Esto se debe a que las aguas más cálidas por El Niño hacen que el aire más caliente sobre el Pacífico alcance mayor altura en la atmósfera y afecta la cortante del viento que podría desviar las tormentas.

Brennan subrayó que existen otros factores que aumentan la incertidumbre sobre los efectos de El Niño, como temperaturas muy cálidas en la superficie del mar, flujos de viento de levante más débiles a bajo nivel, y una temporada monzónica africana más activa.

“Así que estas fuerzas incidirán en el transcurso de esta temporada de huracanes”, señaló Brennan. “Desconocemos cómo se vaya a desarrollar la temporada”.

___

¿QUÉ PAPEL DESEMPEÑA LA FEMA?

La directora de la Agencia Federal para el Manejo de Desastres (FEMA), Deanne Criswell, dijo que su agencia trabaja para proteger a los habitantes en las zonas afectadas por huracanes brindándoles la “información crítica que necesitan” y facilitando que la población pida asistencia.

Dijo que durante el verano boreal no sólo comienza la temporada de huracanes, sino también la de incendios forestales.

“Estamos en la temporada estival de eventos climáticos severos, pero creo que como todos ustedes saben, ya no se trata únicamente de una temporada estival de clima severo” y todo el año ocurren eventos relacionados con el clima, subrayó.

___

¿POR QUÉ LOS HURACANES TIENEN NOMBRE?

Se pone nombre a los huracanes principalmente para eliminar la confusión en caso de que ocurran dos o más sistemas de tormenta al mismo tiempo.

Estados Unidos comenzó a utilizar nombres femeninos para las tormentas en 1953 y los alternó con nombres masculinos a partir de 1978.

Existe una lista de nombres para la temporada de huracanes del Atlántico que rota cada seis años. La lista puede repetirse después y se eliminan algunos nombres de la rotación, según la página web del NHC.

Los nombres para los huracanes de 2023 en el Atlántico son: Arlene, Bret, Cindy, Don, Emily, Franklin, Gert, Harold, Idalia, Jose, Katia, Lee, Margot, Nigel, Ophelia, Philippe, Rina, Sean, Tammy, Vince y Whitney.

El nombre de un huracán es retirado de manera rutinaria si la tormenta causó tantas muertes y destrucción que sería inapropiado utilizarlo de nuevo. Sin embargo, no compete al NHC retirar un nombre. Eso corresponde al comité internacional de la Organización Meteorológica Mundial, que selecciona otro nombre para sustituir al que fue retirado.

Entre los nombres más recientes en ser retirados se encuentra Ian, que azotó el suroeste de Florida como un huracán categoría 5 en septiembre de 2022 con vientos muy potentes y una marejada ciclónica que alcanzó 4,5 metros (15 pies) de altura. Ian provocó la muerte de 156 personas en Estados Unidos, la mayoría en Florida, según un informe de la NOAA sobre el huracán.

Otros nombres retirados han sido Katrina, Harvey, Charley, Wilma, Matthew, Michael e Irma.

___

¿CUÁLES HAN SIDO ALGUNOS DE LOS PEORES HURACANES EN EEUU?

En agosto de 1992, el poderoso huracán Andrew azotó el sur de Miami, cruzó Florida y tocó tierra por segunda vez en Luisiana. Por años fue el huracán más costoso y más devastador que haya afectado las costas estadounidenses, con saldo de unos 65 muertos y daños por más de 27.300 millones de dólares de aquella época. La tormenta de categoría 5 destruyó más de 65.000 viviendas.

El huracán Katrina, que azotó la zona de Nueva Orleans como una tormenta categoría 5 en agosto de 2005, todavía se mantiene como uno de los más devastadores en Estados Unidos. Katrina dejó más de 1.200 muertos y daños catastróficos en la costa del Golfo de México.

El huracán Harvey azotó Luisiana antes de golpear Houston como una tormenta de categoría 4 en 2017. Harvey causó graves inundaciones y dejó más de 80 muertos, incluidos 50 en la zona metropolitana de Houston.

Según la NOAA, Katrina y Harvey figuran como los huracanes más costosos que han azotado al país, con daños por más de 160.000 millones y 125.000 millones de dólares, respectivamente.