Advertisement

Aunque en el país no se tienen estudios ni registros de casos específicos sobre daños a la salud cardiovascular causados por el hábito de fumar utilizando dispositivos electrónicos, muy de moda entre los jóvenes, especialistas de la cardiología coinciden en que su uso está vinculado al desarrollo de afecciones cardíacas.

El doctor Ernesto Díaz Álvarez, director de la Asociación Instituto Dominicano de Cardiología, entidad que cada año ofrece sobre las 45 mil consultas, recuerda que se ha demostrado que la nicotina que contiene el cigarrillo electrónico produce un aumento de 20% de la variabilidad de la frecuencia cardiaca y aumenta en un 10% la frecuencia.

Advertisemen

Asimismo, la presidenta de la Sociedad Dominicana de Cardiología, doctora Claudia Almonte, señaló que existen muchos estudios internacionales que indican que la exposición a la nicotina, aunque sean cigarrillos electrónicos, aumenta la adrenalina, expone el corazón a infartos y muerte súbita.

Entrevistados por separados, el doctor Díaz Álvarez y Almonte coincidieron en la importancia de que la población adopte hábitos saludables para evitar enfermedades del corazón, ya que el fumar constituye uno de los principales factores de riesgos para desarrollar enfermedades coronarias.

El director del Instituto de Cardiología explicó que en esa institución no se tienen casos directamente, pero que la mayoría de los jóvenes que llegan a la emergencia presentando algún evento cardiaco niegan dicho hábito.

“Sí sabemos que este popular dispositivo electrónico, utilizado por millones de personas para dejar de fumar, implica daño al corazón, aunque algunos dicen que mucho menos que fumar directamente el cigarrillo y que el 40% de las muertes de fumadores se da producto de las arterias coronarias devenidas al tabaquismo”, dijo el doctor Díaz Álvarez.

Destacó que según la Sociedad Americana del Corazón, el cigarrillo electrónico produce aumentos rápidos y persistentes en la frecuencia cardiaca y la presión arterial y ese dispositivo podría generar un riesgo para la salud en las personas que nunca han fumado debido a la nicotina que contienen.

Investigación
En tanto, la doctora Almonte dijo que en el país no se ha hecho una investigación entre los jóvenes dominicanos que presentan eventos cardiovasculares para determinar la incidencia del dispositivo electrónico, pero a nivel mundial se han hecho estudios en pacientes que desarrollan ese hábito.

La idea, señaló no es cambiar de hábito, porque todo lo que crea dependencia es dañino. “Estamos en total desacuerdo, porque aunque posee menos niveles de exposición cancerígenos si la tiene , además sigue la exposición al vapor de nicótica, lo cual hace daño al corazón, a los latidos cardiacos, por lo que no estamos para nada de acuerdo con que se fomente el uso del cigarrillo eléctrico”.