¿Estás recibiendo semillas y otras cosas por correo?

Por Jennifer Leach

Directora, División de Educación del Consumidor y los Negocios, FTC

Esas semillas misteriosas de China han estado apareciendo en los titulares, pero también nos estamos enterando de que la gente está recibiendo otras cosas relacionadas con el misterio de las semillas. Podrían estar sucediendo un par de cosas, así que empecemos a revelar el Gran misterio de las mercaderías no pedidas de 2020.

Primero, NO PLANTES LAS SEMILLAS MISTERIOSAS. Ni tampoco las tires a la basura. En lugar de eso, sigue las reconmendaciones del USDA sobre lo que hay que hacer.

¿Pediste algo y en lugar de eso recibes semillas u otras cosas que no sirven para nada?

En ese caso, disputa los cargos por la cosa que pediste y no recibiste. Nos hemos enterado de que algunos vendedores podrían estar enviando cosas para poder demostrarles a las compañías de pago los números de seguimiento para probar que te entregaron algo. Así que infórmale inmediatamente al servicio de pago que usaste (por ejemplo, PayPal) y a la tarjeta emisora de tu tarjeta de crédito o débito que recibiste semillas, que nunca recibiste nada o que recibiste algo distinto de lo que habías pedido. Si el vendedor trata de usar un número de seguimiento para probar la entrega, señala todo aquello que indique que no es creíble — quizás un peso que difiere con el del paquete que recibiste, o un domicilio de entrega distinto.

Puede que hayas escuchado hablar de la estafa “brushing”. En este tipo de estafa, alguien te envía algo, que no pediste, porque le permite crear un comentario excelente en tu nombre. Una molestia, pero qué importa, ¿cierto? No, no y no. Esto es algo más que una molestia. Podría significar que los estafadores han creado una cuenta bajo tu nombre, o que se han apropiado de tu cuenta, en sitios de tiendas en línea. O incluso podría indicar que han creado nuevas cuentas (tal vez un montón de cuentas) bajo otros nombres vinculándolas con tu domicilio. Eso les permite postear muchos comentarios que parecen reales. Así que vigila tus cuentas de compras en línea. Si detectas actividad que no reconoces como propia, repórtala al sitio web de inmediato, y considera cambiar tu contraseña en ese sitio.

Por último, si recibes por correo semillas o cualquier otra cosa que no ordenaste, no tienes que pagarlas. Además, nunca estás obligado a devolver la mercadería que no pediste.

¿Será de mal agüero que nos preguntemos cuantas más cosas raras pueden suceder en 2020? Anda con cuidado. Y si detectas una estafa, cuéntaselo a la FTC en ftc.gov/queja.

Similar Articles

Comments

Noticias recientes