Evita arriesgar la salud si se desea perder peso

Las personas se acercan a un centro de salud estética, o a un gimnasio, o a un estudio de entrenamiento personal con el mejor propósito de perfeccionar el cuerpo y sobre todo perder las libras de más rápidamente. Por supuesto que la gran mayoría tienen sobrepesos según las tablas de percentiles a tales efectos.

Al respecto, un estudio dirigido por el Dr. Jorge Quiroga Vila, director del Departamento de Medicina Interna, Universidad de Navarra, España, explica que una libra de peso corporal equivale aproximadamente a 3,500 calorías, por lo que una persona necesitará reducir su consumo calórico entre 500 y 1000 calorías por día para perder de 1 a 2 libras por semana, como niveles recomendables. Y, por experiencia, cuando se pierde peso corporal de forma gradual y constante, entre 1 y 2 libras por semana al seguir un programa alimenticio adecuado y una rutina apropiada de ejercicios se logran permanentemente mejores resultados al cultivar los buenos hábito y costumbres propios un estilo de vida saludable, ya que no se trata de una cirugía estética, o medicamentos y dietas para rápida pérdida de peso como supuestas soluciones fáciles.

Aunque no lo recomendamos existen tres formas básicas fundamentales para perder peso aceleradamente: por deshidratación, reduciendo el peso magro o masa muscular y por eliminación de la grasa quirúrgicamente o tratamientos médicos.

Algunos atletas usan la deshidratación para perder unas cuantas libras rápidamente previas al pesaje para la competición y lograr el peso óptimo necesario, como los boxeadores, luchadores, pesistas, etc. Pero, lo hacen bajo supervisión estricta de médicos especializados en medicina deportiva.

La deshidratación no es una adicción recomendable para un programa de pérdida de peso por ser muy peligrosa, sobre todo si se sigue durante más de un par de días, pudiendo producir dolores musculares por la pérdida de minerales fundamentales para el organismo, trayendo por consecuencias la coagulación de la sangre y por consiguiente problemas de corazón y ataques cerebrales.

Aunque no soy especialista en nutrición, tampoco recomiendo regímenes de dietas extremas sobre la base de perder peso magro, o sea masa muscular ya que las mismas presentan déficits de carbohidratos y niveles insuficientes de proteínas imprescindibles para garantizar una buena salud. Y es que una alimentación sin carbohidratos obliga a nuestro organismo hacer que la energía que se necesita provenga de la propia grasa acumulada, cubriendo el déficit de las proteínas que reserva el cuerpo. Cuando se alcanza el punto en que la energía proviene de las proteínas de su organismo, el cuerpo se debilita, se fatiga hasta el cansancio extremo y, por ende, se pone a riesgo la salud.

No se debe pasar por alto que son muchas las personas que se someten a riesgosas intervenciones quirúrgicas equívocamente como la vía más fácil y rápida, por ejemplo, la liposucción; sin embargo, pierden los beneficios muy rápido, ya que no están acostumbradas a llevar un estilo de vida saludable y no tienen presente el esfuerzo necesario para mantenerse en buenas condiciones físicas, regresando al porte corporal no deseado.
Las experiencias de muchos expertos en esta materia coinciden en que la manera eficaz para perder peso evitando arriesgar la salud es haciendo ejercicios a partir de una rutina dirigida y controlada, sumado a un régimen de alimentación nutritiva, con el balance calórico necesario y la frecuencia apropiada durante el día, de tal modo que la combinación de ambas garantice el resultado más efectivo. Por tal motivo, las personas que no tienen buenos hábitos de calidad de vida, y comienzan un programa de entrenamiento vigoroso de ejercicios y régimen alimenticio, deben hacerlo paulatinamente a fin de irse acostumbrando a un nuevo estilo de vida. (Ver a María Antonieta Collins, periodista y locutora).
Además, se debe tener en cuenta que metabólicamente el organismo necesitará mantener la rutina de ejercicios y el régimen alimenticios ininterrumpidamente por varios meses hasta que se puedan evaluar los buenos resultados de un peso corporal apropiado, momento en que las buenas costumbres creadas garantizarán mantenerlo ya que por hábito continuará con la rutina de ejercicios acostumbrada y el régimen de alimentación saludable.

Perder peso evitando arriesgar la salud no es sencillo, requiere compromisos serios y dedicado esfuerzo en el cumplimiento de programas de ejercicios y de un régimen de alimentación saludable.

Pero, ofrecemos una guía paso a paso para ayudarle a recorrer el camino hacia la pérdida de peso y un mejor estado de salud, al consultarnos en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, FL 33405 haciendo una previa cita llamando al 561-512-9081 o enviando un correo electrónico a
info@calvetpersonaltraining.com o a través de nuestra página web:
www.calvetpersonaltraining.com

Artículo en idioma inglés, clic siguiente link:
https://bit.ly/399YMvv

Similar Articles

Comments

Noticias recientes